La verdad de Pardo de Cela

Actualizado:

El descubrimiento del testamento del Mariscal modifica la fecha de su muerte y revela secretos ocultos de la leyenda. Además de a sus dos hijas, tuvo un varón no reconocido

La leyenda del Mariscal Pedro Pardo de Cela no es la que se conocía hasta el momento. El hallazgo de su testamento, realizado ayer, tira por tierra el mito que se había creado sobre su figura. Se conocía de él que fue un noble del siglo XV que, apoyado por la violencia, ascendió a un ritmo vertiginoso en la escala social. Esto le supuso enemistarse con las clases populares, con la iglesia y con una parte importante de la nobleza, estamento al que pertenecía.

Tras el descubrimiento documental de su testamento, realizado por Eduardo Pardo de Guevara, investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), se conocen más datos sobre su vida que cambian por completo la visión de este personaje perteneciente a la historia de Galicia.

En el Medievo empezaron a circular los primeros poemas sobre Pedro Pardo de Cela, y con ellos, cimentaba el mito en torno a su figura. Mito que poco tiene que ver con la realidad de un noble medieval que velaba más por sus propios intereses que por los de Galicia, con los que se ganó la tradición que se le atribuía.

Desde ayer se sabe que el Mariscal no fue ejecutado el 17 de diciembre de 1483, tras unos rápidos acontecimientos en la villa, sino que murió meses antes, el 3 de octubre, tras ser sometido a un proceso judicial. Además, estos documentos señalan que Pardo de Cela no era partidario de Juana la Beltraneja, sino de Isabel la Católica, a pesar de ser quién ordenó su ejecución.

Forma también parte de la leyenda, que este noble gallego era padre de dos niñas, y hasta ayer se desconocía, la existencia de un tercer hijo, de corta edad. Se sabe del bastardo que no llegó a edad adulta, puesto que no se tiene ninguna huella documental de él.

Buena relación

No era cierto que tuviese mala relación con el clero: «No creo que la relación del mariscal Pardo de Cela con la Iglesia de Mondoñedo fuese difícil, sólo con algunos clérigos», señaló el investigador del CSIC, y añadió que la mayor parte del testamento recoge desembargos de la iglesia. De hecho, la documentación encontrada corresponde a dos versiones del testamento con ligeras variaciones, puesto que el proceso judicial tomó como válida -y que desde ayer se considera alterada- incluye una mención expresa al desembargo de bienes en favor del Obispo de Mondoñedo.

Los investigadores del CSIC que han participado en este descubrimiento, realizarán un acto público el próximo día 1 de febrero, en el que se leerá el testamento y se analizará desde diversos puntos de vista. También, con la colaboración de la Consellería de Cultura, se publicará el documento. Jesús Vázquez, destacó la importancia del texto para «clarificar las conjeturas» sobre el mariscal, y «comprender» esta figura de la cultura gallega.