Pensamientos en grande para niños

Pensamientos en grande para niños

Actualizado:

La Fundación Villalar saca a la luz «Mi primer Unamuno» para acercar a los escolares la vida y obra del pensador

Con una obra verdaderamente profunda y una personalidad compleja, «no ha sido fácil» adaptar para los niños el trabajo y vida de Miguel de Unamuno, pero la Fundación Villalar se ha embarcado con éxito en esta aventura sacando a la luz «Mi primer Unamuno». Coincidiendo con el 75 aniversario de la muerte del poeta, filósofo y escritor bilbaíno con gran arraigo en Salamanca se ha publicado el texto.

Pensado para alumnos de Primaria, se han editado 2.000 ejemplares, de la mano de la editorial Lunwerg. Ha sido ilustrado por Jorge Consuerga, licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Salamanca. A través de sus dibujos y con la adaptación de los textos a un lenguaje infantil, se narra de «forma amena y didáctica cómo un tímido niño nacido en Bilbao llega a ser rector de la Universidad de Salamanca», destacó en la presentación del libro la presidenta de la Fundación Villalar y de las Cortes, María Josefa García Cirac. Se busca acercar a través de una lectura fácil, acompañada de ilustraciones agradables, la vida, obra e inquietudes de Unamuno a los más pequeños.

Aunque de origen vasco, Miguel de Unamuno (Bilbao, 1864-Salamanca, 1936) vivió gran parte de su vida en la capital charra, ciudad a la que estuvo muy ligado y de la que forma parte de su historia y sigue muy presente. En 1901, se convirtió en rector de la Universidad de Salamanca, donde fue catedrático de Historia de la Lengua Castellana.

«Mi primer Unamuno» trata de acercar a los escolares la vida y el complejo trabajo de uno de los grandes autores y humanistas españoles del siglo XX. El texto desgrana las vivencias personales de aquel joven tímido que llegó a convertirse en una gran personalidad -además de rector, fue alcalde de Salamanca- y principal exponente de la Generación del 98.

Junto a la vida, su obra. En este libro impulsado por la Fundación Villalar no faltan las referencias a libros tan conocidos como «Niebla», «La tía Tula» o «Abel Sánchez», algunas de sus creaciones más conocidas.

«Cubre» así un hueco en las bibliotecas de los centros escolares, donde es bastante complicado encontrar textos adaptados y asimilables para los niños de una personalidad y figura como Miguel de Unamuno. El libro no sólo pretende facilitar un primer acercamiento a este reconocido autor, sino que trata de fomentar la lectura y motivar que los pequeños continúen posteriormente ahondando en la vida y obra del escritor y filósofo.

El libro sigue la estela de «Mi primer Delibes», editado de la mano de Planeta, y «Mi primer Machado», con Lunwerg, con los que la Fundación Villalar busca acercar a los escolares de Castilla y León la figura de personajes destacados en el mundo de las letras de la Comunidad. La Fundación cumple así con uno de sus principales objetivos: dar a conocer los rasgos y características de la región entre los más pequeños para fomentar su espíritu de pertenencia a la Comunidad.