El gato de Schrödinger está vivo y muerto a la vez al menos hasta que alguien abra la caja y mida su estado
El gato de Schrödinger está vivo y muerto a la vez al menos hasta que alguien abra la caja y mida su estado - Dhatfield/WIKIPEDIA

Zenón, el fenómeno que puede salvar la vida del paradójico gato de Schrödinger

Abrir la caja muchas veces puede congelar al gato en el estado de «vivo». Este efecto es interesante para manipular sistemas cuánticos cada vez más complejos, útiles por ejemplo en ordenadores

MADRIDActualizado:

(Historia completa en el blog Bacterias y Batallas). Dentro de una caja se pueden encontrar muchas cosas extrañas, como por ejemplo, un paradójico gato de Schrödinger. A este «pobre» gato se le suele ver atrapado en un caja que tiene un mecanismo capaz de matarle. Lo interesante es que la vida del gato depende del extraño y errático comportamiento de una partícula cuántica (el átomo radiactivo), que se encuentra en un estado de superposición cuántica, en virtud de la cual el estado no se define hasta que un observador lo mide. Por eso, el gato de Schrödinger está vivo y muerto a la vez al menos hasta que alguien abra la caja y mida su estado, momento en que ocurre una u otra cosa con una cierta probabilidad.

Un estudio científico publicado recientemente en la revista Physical Review Letters ha trabajado con un curioso fenómeno, según el cual, abrir repetidamente la caja donde está el gato de Schrödinger es capaz de salvarle la vida. Se trata del efecto Zenón, un fenómeno que retrasa o acelera la definición del estado de un sistema cuántico cuando se hace una medida de dicho estado. Comprender esto puede ayudar a encontrar nuevas formas de controlar los sistemas cuánticos y, por lo tanto, dar un salto en toda la tecnología que depende de ellos.

(Historia completa en el blog Bacterias y Batallas).