¿Se habrá resuelto el misterio?
¿Se habrá resuelto el misterio? - ABC

Unos cráteres gigantes, claves para resolver el misterio del Triángulo de las Bermudas

La Universidad del Ártico de Noruega afirma que estos accidentes del terreno escupen gases que podrían haber provocado el hundimiento de los navíos

MadridActualizado:

Siglos después de que naciese el mito del Triángulo de las Bermudas, un grupo de científicos de la Universidad del Ártico de Noruega dice haber encontrado la llave para desvelar su misterio. Y, curiosamente, esta se hallaría a miles de kilómetros de distancia de su ubicación: en el mar de Barents (al norte de Suecia). Así lo afirma la versión digital de «The Guardia», donde se señala que en esa región han sido descubiertos unos cráteres de 800 metros de diámetro que podrían resolver al fin uno de los enigmas más conocidos de la Historia.

En palabras de los expertos, los cráteres (que tienen una profundidad de unos 45 metros) habrían provocado a lo largo de los años unas explosiones de gas que habrían podido provocar el hundimiento de decenas de buques o el desconcierto de sus capitanes. «Existen múltiples cráteres gigantes en el fondo marino de la zona occidental-central del mar de Barents y son probablemente la causa de unas enormes explosiones de gas. Es probable que esta zona de cráteres sea uno de los mayores puntos de fuga de metano marino en el Ártico», ha explicado el equipo en un comunicado.

Aunque los científicos han señalado que informarán del descubrimiento de forma pormenorizada el próximo abril en la conferencia anual de Geociencia de la Unión Europea, han adelantado que estos cráteres provocan unos efectos similares en el agua a los que, según se han detallado aparecen en el Triángulo de las Bermudas, por lo que es posible que fueran también la causa de la desaparición. Entre los mismos se cuentan que aparezcan burbujas en el mar que harían que pareciese que las aguas están hirviendo sin razón aparente.

Una posibilidad, por cierto, que ya barajó Igor Yelstov el pasado año. Por aquel entonces, el científico señaló que el hielo que albergaba gas en su estructura molecular provocaría que el mar se calentase y hundiese los navíos. Con todo, de momento no está claro que este fenómeno observado cerca de Noruega sea el mismo que se sucede en el área delimitada como el Triángulo de las Bermudas (la cual, desde 1964, se ubica en el Atlántico Norte). A su vez, esta explicación tampoco desvelaría por qué desaparecen aviones en esa región.

Por otro lado, desde «The Guardian» se hace hincapié en que el misterio del Triángulo de las Bermudas ha sido exacerbado por la prensa y las leyendas urbanas. Y es que, según determinan, el número de buques hundidos en la región no supera al de otros lugares debido a que, muchos de los que se decían desaparecidos, se encontraron posteriormente. También ofrecen una explicación plausible para los aviones de entrenamiento que, al final de la Segunda Guerra Mundial, no volvieron a ser encontrados tras volar sobre esas aguas. Esta sería tan sencilla como que se quedaron sin combustible y no pudieron encontrar un lugar para aterrizar debido al mal tiempo.