Ciencia

Teresa Rodrigo: «Al duplicar la energía del LHC, vamos a una región inexplorada del espacio»

La directora del Instituto de Física de Cantabria ha recibido el I Premio Julio Peláez a pioneras de las Ciencias

«Es un reconocimiento a todas las mujeres que llevamos muchos años intentando visibilizar nuestro trabajo»

Teresa Rodrigo, en el IFCA
Teresa Rodrigo, en el IFCA - Archivo

Teresa Rodrigo, reconocida investigadora en el ámbito de la física de partículas y directora del Instituto de Física de Cantabria (IFCA), ha recibido hoy en Santander el I Premio 'Julio Peláez' a Pioneras de las Ciencias Física, Química y Matemáticas, otorgado por la Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno. "Es sobre todo un premio por el trabajo como mujer en la ciencia. No es tanto como un reconocimiento personal sino a todas las mujeres que llevamos muchos años intentando visibilizar nuestro trabajo. Y en ese sentido estoy muy agradecida a la Fundación, porque tiene ramas de medio ambiente y neurociencia y ha lanzado este premio para las áreas de física, química y matemáticas dedicada a las mujeres, una iniciativa muy bonita e importante. Espero estar a la altura de la relevancia del premio".

Teresa Rodrigo ha trabajado en el CERN y el Fermilab, donde participó en el descubrimiento del quark top, como integrante del experimento CMS, estuvo también en el descubrimiento del bosón de Higgs. Su trabajo científico se ha desarrollado principalmente en experimentos de colisionadores de hadrones, donde ha realizado proyectos que van desde el análisis físico a la construcción de detectores de partículas.

-¿Las mujeres lo tienen más difícil que los hombres para destacar en Ciencia?

Nunca quiero hablar a nivel personal, muchas dicen que no han sentido discriminación porque nos gusta nuestro trabajo y casi no nos sentimos discriminadas. Me gusta más hablar de todos los estudios que hay que demuestran con cifras y datos claros que realmente la carrera de las mujeres en ciencia es mucho más costosa. No voy a revelar nada nuevo diciendo que la productividad científica es igual a la de los hombres, no me atrevería a decir mejor, pero la progresión en puestos de dirección es más lenta. No es mi opinión, sino lo que reflejan los estudios. Pero ya hay muchas mujeres que estamos en puestos de dirección y responsabilidad tanto en gestión.

-¿Y en un campo como la física, es más complicado aún?

Es cierto. Yo seguramente pertenezco a una generación privilegiada, porque ya éramos visibles. Las mujeres que me precedieron casi eran invisibles, como Teresa Barriuso o Felicitas Pauss, una generación un poco anterior a la mía, que han sido muy relevantes y seguramente han sido más invisibles.

-¿Cuántas mujeres escogen la física como carrera?

En los estudios, están a la par con los hombres. El problema es la tijera que va mermando cuando se profesionalizan y el numero de mujeres va bajando. La especialidad de física de partículas elementales, que yo elegí, siempre se ha considerado muy masculina, pero no hay gran diferencia con otras ramas de la física.

-¿Cuál era su trabajo en el LHC?

En cualquier rama de la ciencia todos los experimentos son muy complejos, siempre pongo el ejemplo del estudio del cerebro, para que la gente entienda que no somos algo diferente a otras disciplinas. Hacemos grandes experimentos complejos y trabajamos muchos cientos de profesionales. El LHC es paradigmático porque requiere instalaciones científicas, igual que el experimento CMS en el que yo trabajo, que nos ha costado 20 años diseñarlos y construirlos. Utilizan tecnologías muy novedosas que hay que desarrollar para su construcción y es muy difícil , pero no solo por la física de partículas.

-¿Ahora están explorando territorios desconocidos en el LHC, ¿no?

-Hemos empezado el RUN 2 del LHC. El LHC estuvo tomando datos desde 2010, y fue después cuando descubrimos el bosón de Higgs. Después la máquina y los detectores tiene que tener un periodo de mantenimiento de dos años para poder subir la energía a casi un factor 2, con respecto al periodo de datos del Higgs. Es la primera vez que se hace con el LHC. Eso quiere decir que si en ese primer periodo que era el run 1, la primera vez que accedíamos a la energía que nos proporcionaba el LHC, nos permitió descubrir el Higgs, ahora al duplicarla, puede haber más sorpresas, porque vamos a una región inexplorada del Universo. Estos experimentos nuestros son como ir hacia atrás en el tiempo, cuando el universo comenzó, que estaba a temperatura muy alta, a una energía muy alta. Después se ha ido enfriando y estamos viviendo en un universo mucho más frio. Y queremos reproducir los primeros instantes del universo. Estamos en instantes hasta ahora inexplorados, podremos descubrir nuevos fenómenos, nuestro deseo y nuestras esperanzas está en ello.

-¿Por ejemplo?

-Hay muchas teorías, pero no sabemos cuál puede ser correcta. A lo mejor la naturaleza nos sorprende con algo que no prevemos, o puede que no tengamos suerte y no encontremos nada más, solo iguales fenómenos a distintas energías.

-Teorías supercinéticas, dimensiones extra en el espacio. A veces la física parece muy abstracta para los profanos...

-La física no es abstracta, es lo más concreto que tienes. Son explicaciones muy sencillas. Las dimensiones extras, por ejemplo: Antes decíamos que había tres dimensiones, pero luego vimos que había relación entre el espacio tiempo, asumimos que el tiempo era una cuarta dimensión. Y eso ahora nos parece natural, desde Eistein. Puede haber dimensiones extra, distintas de estas en las que nos movemos, a las que nos somos sensibles. Por ejemplo, un funambulista que se desplaza a lo largo de un cable, parece que se mueve en una sola dimensión. Sin embargo, si en ese cable hubiera una hormiga, al hacer un zoom, podríamos que puede moverse en más dimensiones que el funambulista, que no se ven sin la resolución adecuada, solo con un microscopio muy grande como un acelerador de partículas. Cuanto más energía, más resolución espacial tienes.

-¿Cómo vivió el descubrimiento del bosón de Higgs?

Fueron momentos muy interesantes, éramos muchos físicos en dos colaboraciones diferentes que buscábamos este tipo de señales y esto se anunció en julio del 2012, pero ya en diciembre del año anterior habíamos visto sucesos diferentes a los conocidos, que podrían ser una señal del bosón de Higgs, y trabajamos en esa región por separado, sin comunicación entre los dos equipos, que trabajan con instrumentos diferentes. Estudiamos los datos pero sin mirar esa región donde tendrían que estar esos sucesos. Y cuando todo estaba bien entendido abrimos la caja para ver qué había en la región del Higgs, después de seis meses de trabajo. Tuvimos una reunión donde había multitud de gente para presentar los resultados cuando abríamos esa caja y vimos que todos los datos estaban de acuerdo con la interpretación de que existía. Fue algo muy emocionante. Aparte de mucha alegría, hubo muchas discusiones entre las dos colaboraciones para poner los datos en común. Se retransmitió en directo y lo vieron un millón de personas. La repercusión en los medios y el interés del público es algo a reseñar. Fue muy bonito, porque la sociedad lo vivió disfrutó en directo.

-¿Ha tenido que renunciar a muchas cosas para llegar donde está?

Seguro que he renunciado a cosas, pero priorizas el trabajo frente a muchas otras cosas, más que renunciar, priorizas. Pero lo haces con gusto.

Toda la actualidad en portada

comentarios