7 trucos para mejorar la memoria - Vídeo: ABC Multimedia

Siete trucos científicamente probados para mejorar tu memoria

Si quieres mejorar tu capacidad de recordar datos, prueba estas estrategias

Actualizado:

¿Quién no ha deseado alguna vez tener una memoria a prueba de bombas? Se trata de una cualidad útil en todos los ámbitos de la vida: con una buena memoria es mucho más sencillo llegar a ser un gran estudiante, pero también evitar un sinfín de fastidiosos descuidos en el día a día. En el blog Quid Corner encontramos un post imprescindible para los más olvidadizos: se trata de una recopilación de trucos para potenciar la memoria basados en estudios y evidencias científicas.

- Método 'Loci'. Consiste en exprimir tus habilidades de memoria espacial. Sólo tienes que dar un 'paseo mental' por un lugar que conozcas a la perfección, por ejemplo tu propia casa. Trata de visualizar en cada estancia una parte de la información que necesitas recordar.

- Acrónimos. Es más sencillo recordar una palabra o una frase que una gran lista de información. Forma acrónimos con las iniciales de los elementos que quieres memorizar. Por ejemplo, una lista de la compra: si necesitas pollo, azúcar, leche y olivas, tan sólo tendrás que grabar en tu mente 'PALO'. Al llegar al supermercado sabrás descifrarlo.

- Rimas. Este truco se basa en lo que llamamos 'codificación acústica'. Construyendo rimas a partir de la información, recordarás todo con mayor facilidad y en el orden que te convenga.

- Asociación. Otra estrategia para memorizar listados como los de la compra. Se trata de elaborar una especie de historia empleando los elementos de nuestra lista, de manera que cada uno acabe conduciéndonos al siguiente. Se supone que la visualización mental de la historia provoca que sea más fácil recuperar los recuerdos.

- Troceado. Un truco para recordar números largos. Basta con dividirlos en porciones pequeñas: si el número tiene 16 cifras, sepáralo en cuatro partes de 4 cifras. Es además un ejercicio muy saludable que puedes practicar a diario.

- Método PQRST. Ideal para estudiantes. Las siglas corresponden a las iniciales de 'preview, question, read, state, test' (previsualización, preguntas, lectura, respuesta, revisión). Hacemos una lectura rápida, formulamos preguntas importantes sobre el texto, leemos con detenimiento, respondemos en voz alta a las preguntas anteriores y finalmente revisamos si nos hemos dejado algo.

- Escribir. Un clásico que funciona especialmente bien para aprender léxico en un nuevo idioma. Escribe en tarjetas las palabras que quieres memorizar con su traducción y revísalas tres veces al día. No tardarás en grabarlas en tu memoria para siempre.