Recreación de los mamíferos descubiertos en la costa de Dorset
Recreación de los mamíferos descubiertos en la costa de Dorset - Mark Witton

Los primeros ancestros del hombre, ¿descubiertos en Inglaterra?

Los dos mamíferos, pequeños y peludos, vivieron hace 145 millones de años a la sombra de los entonces poderosos dinosaurios

MadridActualizado:

Un equipo de científicos de la Universidad de Portsmouth ha descubierto los fósiles de los mamíferos más antiguos relacionados con la humanidad en la costa jurásica de Dorset, en Inglaterra. Se trata de dos dientes que pertenecieron a unas pequeñas criaturas parecidas a ratas que vivieron hace 145 millones de años a la sombra de los entonces poderosos dinosaurios. Según los autores del hallazgo, son los fósiles más antiguos de mamíferos pertenecientes a la línea que condujo a los seres humanos.

Estos animales también son los antepasados de la mayoría de los mamíferos vivos en la actualidad, incluidas criaturas tan diversas como la ballena azul y la musaraña pigmeo. Los hallazgos se publican hoy en la revista Acta Palaeontologica Polonica.

Los investigadores estaban escudriñando muestras pequeñas de las primeras rocas del Cretácico recogidas en los acantilados de Dorset con la esperanza de encontrar algunos restos interesantes. Inesperadamente, aparecieron dos dientes bastante notables de un tipo nunca visto antes en rocas de esa antigüedad. «Incluso a primera vista me quedé boquiabierto», asegura Steve Sweetman, experto en los pequeños vertebrados que convivieron con los dinosaurios y el investigador que identificó los fósiles.

«Los dientes son de un tipo tan altamente evolucionado que me di cuenta enseguida de que estaba mirando restos de mamíferos del Cretácico Inferior que se parecían más a los que vivieron durante el Cretácico más reciente, unos 60 millones de años después en la historia geológica», dice Sweetman. En el mundo de la paleontología se produjo un gran debate en torno a un espécimen encontrado en China, que tiene aproximadamente 160 millones de años. Originalmente, se dijo que era del mismo tipo que el hallado ahora en Dorset, pero estudios recientes lo descartaron. «Siendo ese el caso, nuestros dientes de 145 millones de años son, sin duda, los más antiguos que se conocen de la línea de los mamíferos que conducen a nuestra propia especie», asegura el investigador.

Pequeñas, peludas y nocturnas

Sweetman cree que los mamíferos eran criaturas pequeñas y peludas y muy probablemente nocturnas. Uno, un posible excavador, comía insectos y el más grande también pudo haberse alimentado de plantas. «Los dientes son de un tipo muy avanzado que puede perforar, cortar y aplastar la comida. También están muy desgastados, lo que sugiere que los animales a los que pertenecían habían alcanzado una buena edad para su especie. ¡Toda una hazaña cuando compartes tu hábitat con dinosaurios depredadores!», afirma.

Curiosamente, y como muestra de unas de las grandes devociones británicas, una de las nuevas especies ha sido llamada Durlstotherium newmani, bautizada en honor a Charlie Newman, el dueño de un pub situado muy cerca de donde se realizó el descubrimiento.