Día de la marmota 2017 La historia que no cuentan sobre Phil, la marmota que «adivina el futuro»

Con motivo del Día de la marmota muchas personas esperan a que uno de estos mamíferos prediga cómo va a ser el invierno, aunque ellas están en realidad más interesadas en buscar pareja

La marmota Phil, el año pasado
La marmota Phil, el año pasado - REUTERS/Alan Freed
ABC.ES Madrid - Actualizado: Guardado en: Ciencia

Durante el día de hoy, 2 de febrero, y como ya ha ocurrido en 130 ocasiones anteriores, la humanidad volverá a celebrar el inútil pero tradicional Día de la Marmota. Los ojos estarán puestos en un pequeño pueblo de Pensilvania (Estados Unidos) que, a pesar de su impronunciable nombre (Punxsutawney), pasó a la fama gracias a que Bill Murray quedó atrapado allí en una especie de bucle espacio-temporal en la película «Atrapado en el tiempo».

Él huyó de aquella agobiante situación que le obligaba a vivir el mismo día (el de la marmota), una y otra vez, pero el resto de la humanidad no podrá huir. De nuevo, y como se repite cada Día de la marmota, Phil acabará su periodo de hibernación y hará una predicción sobre cómo será lo que queda del invierno. Cuenta la tradición de Punxsutawney que, si el animal ve su sombra, es señal de que el invierno se prolongará durante seis semanas más. Pero que si no es el caso, la primavera se adelantará. (Aquí lo podrás ver en directo a partir de las seis de la tarde, hora española peninsular, de hoy).

Pero, ¿cuál es en realidad la historia de Phil? ¿Es una marmota que sale de su madriguera por gusto o por obligación laboral? Para empezar, y aunque en la web de Punxsutawney aseguran que Phil tiene ya 131 años y que se mantiene joven y lozano porque bebe un brebaje de la eterna juventud, algunos científicos no lo tienen tan claro. Por ejemplo, el biólogo Stam Zervanos ya aclararó anteriormente que las marmotas en realidad suelen vivir unos seis u ochos años.

Una marmota en busca de sexo

En el pueblo de Punxsutawney mantienen otro oscuro engaño sobre Phil. En realidad, esta marmota no tiene el más mínimo interés en la meteorología de Pensilvania. Él, más bien, está pensando en hembras con las que pasar un rato agradable. Tal como explicó Zervanos, es cierto que las marmotas suelen salir de su larga hibernación durante esta época del año, pero que si lo hacen es porque quieren buscar pareja.

«En esta época los machos salen de sus madrigueras para buscar a las hembras. Ellas despiertan unos siete días después y se quedan en las cercanías de su hogar», explicó Zervanos en National Geographic. Pasado un tiempo, y una vez que los machos han localizado a sus potenciales parejas, ambos «vuelven a sus escondrijos y pasan un poco de más tiempo en hibernación». Así hasta que en marzo surge el amor entre las marmotas.

Animal sibarita y agresivo

Pero el engaño no se queda ahí. Lo cierto es que en el pueblo de Punxsutawney ni siquiera hay marmotas viviendo en la naturaleza, tal como explicaron en «National Geographic». Phil, o mejor dicho las múltiples marmotas que hacen el papel de Phil, viven en una madriguera artificial del pueblo, (se le puede enviar una carta a: 301 East Mahoning Street, Punxsutawney, PA 15767). Allí disfrutan de una cálida y constante temperatura.

Las marmotas suelen medir unos 50 centímetros de largo y suelen pesar entre cinco y seis kilogramos. Están cubiertas por un grueso pelaje marrón y a veces rojizo, y son sorprendentemente rápidas. Sus mandíbulas son muy fuertes, y les permiten alimentarse a base de frutas y plantas.

En Punxsutawney cuentan que a veces Phil le susurra al oído algo a los miembros del Círculo Interno, pero lo cierto es que las marmotas convencionales no hacen otra ruido aparte de emitir silbidos, cuando están alarmados, o cuando quieren «enamorar» a su pareja.

Aparte de ser pésimos hombres del tiempo, lo cierto es que las marmotas son famosas por su resistencia a las enfermedades y por sus exigentes hábitos de higiene.

Cuando hibernan, y si nadie las despierta para predecir el tiempo, su temperatura corporal cae drásticamente. Su corazón late despacio y prácticamente dejan de respirar. A pesar de que se pasan en «coma» buena parte del año, y de que tienen un aspecto adorable y tierno, lo cierto es que las marmotas como Phil pueden llegar a ser muy agresivas. Sobre todo si un congénere se acerca a su madriguera, un lugar donde viven solas salvo cuando se reproducen o cuidan de sus crías.

Toda la actualidad en portada

comentarios