Huellas de dinosaurios en la isla escocesa de Skye
Huellas de dinosaurios en la isla escocesa de Skye - SCOTTISH JOURNAL OF GEOLOGY

Hallan cientos de huellas de dinosaurio en la isla escocesa de Skye

El rastro de saurópodos que vivieron hace 170 millones de años quedó impreso en unas rocas que formaron el fondo de una laguna

«Hay tantas huellas que se cruzan entre sí que parece una discoteca de dinosaurios preservada en la piedra», dice un paleontólogo

LONDRESActualizado:

Un grupo de científicos ha descubierto en la Isla de Skye, en Escocia, cientos de huellas gigantes del grupo de los saurópodos, dinosaurios con cuellos y colas largos que habitaron en la Tierra hace 170 millones de años y se alimentaban de enormes plantas.

Se trata de las primeras huellas de saurópodo encontradas en Escocia. Hasta ahora, la única prueba de que estos dinosaurios habitaron la región se basaba en algunos fragmentos de hueso y dientes. Las criaturas, cuya identidad se desconoce, crecieron hasta una altura de al menos 15 metros y llegaron a pesar más de 10 toneladas. La más grande de sus pisadas supera los 60 centímetros de ancho.

El rastro de estos animales fue impreso en unas rocas que en algún momento formaron el fondo de una laguna de agua salada con poca superficie.

El científico Steve Brusatte, de la Universidad de Edimburgo, señaló que este nuevo emplazamiento en Skye supone «uno de los descubrimientos de dinosaurios más importantes que se han hecho en Escocia».

«Hay tantas huellas que se cruzan entre sí que parece una discoteca de dinosaurios preservada en la piedra», afirmó el paleontólogo, quien aseguró que se pueden seguir las pisadas de estos animales y caminar por el agua igual que ellos hicieron hace 170 millones de años, cuando la temperatura en Escocia era mucho más cálida que actualmente.

Huellas de dinosaurios en Skye
Huellas de dinosaurios en Skye- SCOTTISH JOURNAL OF GEOLOGY

Los autores de las huellas fueron antepasados de conocidas especies como el Brontosaurus y el Diplodocus, según apuntaron los científicos que publicaron su hallazgo en la Scottish Journal of Geology.

El coautor de este trabajo, Tom Challands, también de la Universidad de Edimburgo, precisó que es «estimulante» realizar un descubrimiento así y poder estudiarlo al detalle, aunque puntualizó que esto «es solo la punta del iceberg»".

«Estoy seguro de que Skye seguirá ofreciendo grandes lugares y ejemplares en los próximos años», señaló el científico.