Ciencia

Hacer crucigramas puede rejuvenecer el cerebro 10 años

Las personas mayores aficionadas a los pasatiempos de palabras son mejores en tareas relacionadas con la atención, el razonamiento y la memoria, según un estudio

Un hombre hace un crucigrama
Un hombre hace un crucigrama - Fotolia
J. DE J. Madrid - Actualizado: Guardado en: Ciencia

Las personas mayores que hacen con regularidad pasatiempos de palabras, como los crucigramas, tienen un cerebro diez años más joven que lo que corresponde a su edad, según un gran estudio online realizado en Gran Bretaña. Los participantes, personas sanas a partir de 50 años, mostraron ser mejores en tareas relacionadas con la atención, el razonamiento y la memoria.

Expertos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Exeter y del Kings College de Londres analizaron datos de más de 17.000 mayores de 50 años o más, presentados en un gran experimento por internet para evaluar los aspectos centrales de la función cerebral.

El equipo preguntó a los participantes con qué frecuencia hacían crucigramas, autodefinidos u otros juegos de palabras. A partir de sus resultados, comprobaron que los que tenían estas aficiones respondían con capacidades propias de personas diez años más jóvenes en las pruebas de velocidad de razonamiento gramatical y precisión de memoria a corto plazo. Así lo han anunciado en la Conferencia Internacional de la Asociación de Alzheimer 2017, que se celebra estos días en Londres.

«Hemos encontrado relaciones directas entre la frecuencia con la que se hacen rompecabezas de palabras y la velocidad y precisión en la ejecución de nueve tareas cognitivas que evalúan una gama de aspectos como el razonamiento, la atención y la memoria», explica Keith Wesnes, profesora de Neurociencia Cognitiva en Exeter. «El rendimiento fue consistentemente mejor en aquellos que dijeron hacer crucigramas, y en general mejoraba con la frecuencia».

Contra la demencia

Clive Ballard, profesor de Enfermedades Relacionadas con la Edad en Exeter dice que muchos de los factores implicados en la demencia son evitables. «Es esencial que averigüemos qué factores de estilo de vida realmente suponen una auténtica diferencia para ayudar a las personas a mantener el cerebro sano y detener el aumento de la enfermedad», señala. Los investigadores insisten en que este estudio no es suficiente para poder decir tajantemente que hacer crucigramas mejora el cerebro, ya que aún son necesarios experimentos clínicos para poder confirmarlo, pero sí establece una relación clara.

Como dice Doug Brown, director de Investigación de la Sociedad de Alzheimer, «sabemos que mantener una mente activa puede ayudar a reducir la disminución de las habilidades de pensamiento. Esta nueva investigación revela un vínculo entre los crucigramas y la memoria y las habilidades de pensamiento, pero no podemos decir definitivamente que hacerlos mejora estas habilidades». Mientras esto se comprueba, «nuestros mejores consejos para reducir el riesgo de desarrollar demencia son mantenerse físicamente activo, evitar fumar y comer una dieta equilibrada y saludable», subraya.

Y por si acaso, no está de más practicar: Arte de hablar con elocuencia, siete letras... Ánsares, cuatro letras...

Más información: La lectura cambia el cerebro hasta lo más profundo

Toda la actualidad en portada

comentarios