El gusano tenía unas grandes mandíbulas para capturar a sus presas
El gusano tenía unas grandes mandíbulas para capturar a sus presas - James Ormiston

Un gusano gigante «de pesadilla» de hace 400 millones de años, descubierto en un museo de Canadá

Esta criatura marina tenía grandes mandíbulas y podía alcanzar el metro de longitud. Se escondía en el fondo de los océanos para capturar a sus presas

MadridActualizado:

Investigadores de la británica Universidad de Bristol, la sueca de Lund y el Museo Real de Ontario en Canadá han encontrado en los almacenes de ese mismo museo los restos de un gusano gigante «de pesadilla» que vivió en los mares de la Tierra hace 400 millones de años.

La nueva especie extinta, cuyo fósil se guardaba entre las colecciones desde mediados de la década de los 90, es pariente de las actuales lombrices de tierra y las sanguijuelas. Pero lo más llamativo de la criatura es que poseía las mayores mandíbulas jamás registradas en este tipo de animal, llegando a más de un centímetro de longitud y fácilmente visibles a simple vista. Quizás no parezca algo muy amenazador a escala humana, pero hay que tener en cuenta que, por lo general, estas mandíbulas fósiles no suelen ir más allá de los pocos milímetros de tamaño y necesitan ser estudiadas a través del microscopio.

Además, a pesar de ser sólo conocido por las mandíbulas, la comparación con las especies vivas sugiere que este animal alcanzaba una longitud corporal de más de un metro. Y un gusano de un metro sí que resulta bastante amenazador.

De esta forma, estos seres con comparables a las especies de eunícidos gigantes, denominados coloquialmente gusanos Bobbit. Estos depredadores de emboscada temibles y oportunistas se entierran en el fondo de los océanos y utilizan sus poderosas mandíbulas para capturar presas como peces y cefalópodos (calamares y pulpos) y arrastrarlos a su madrigueras.

«El gigantismo en los animales es un rasgo atractivo y ecológicamente importante, por lo general asociado con ventajas y dominancia competitiva», explica Mats Eriksson, investigador de la Universidad de Lund y autor principal del estudio. «Sin embargo, es un fenómeno poco entendido entre los gusanos marinos y nunca antes se ha demostrado en una especie fósil». A su juicio, la nueva especie demuestra un caso único de gigantismo de un poliqueto (un tipo de anélidos), en el Paleozoico, hace unos 400 millones de años.

Las muestras fósiles se recogieron en el transcurso de unas pocas horas en un solo día de junio de 1994 y provienen de un remoto yacimiento de Ontario al que los investigadores llegaron en helicóptero. Los restos, que resultaron pertenecer al Devónico, fueron trasladados al Museo Real de Ontario, donde quedaron almacenados hasta que llamaron la atención de los autores.

«Este es un excelente ejemplo de la importancia de buscar en zonas remotas e inexploradas para encontrar nuevas cosas emocionantes, pero también de la importancia de examinar las colecciones de museos para dar con 'joyas' que han sido pasadas por alto», dice David Rudkin», del museo de Ontario.

La especie ha sido nombrada Websteroprion armstrongi. En honor a Derek K. Armstrong, el investigador del Ontario Geological Survey que encontró el fósil, y al bajista Alex Webster de la banda de death metal Cannibal Corpse, ya que, según los investigadores, puede ser considerado como un «gigante» cuando se trata de manejar su instrumento. La paleontología no está reñida con la música ni con el buen humor.