Ciencia

Fallece Pere Mir, el gran mecenas de la ciencia española, a los 97 años

El químico y empresario catalán, creador de la fundación Cellex, hizo importantes aportaciones a distintos centros de investigación

Pere Mir
Pere Mir - ICFO
EFE Barcelona - Actualizado: Guardado en: Ciencia

El químico y empresario Pere Mir, uno de los mayores mecenas de la investigación científica en España a través de la Fundación Cellex, falleció el pasado viernes a los 97 años en su vivienda de Barcelona, según ha informado la familia.

Doctor en Ciencias Químicas, Mir se dedicó a la investigación, síntesis y fabricación de productos químicos y a la promoción de diversas empresas y patentes, con las que hizo fortuna, especialmente con la venta de su empresa Derivados Forestales. Fue además profesor de la Escuela de Ingenieros Técnicos de la Universidad Politécnica de Cataluña y fundador del Centro de Estudios Catalanes de la Sorbona (París).

En el año 2002, Pere Mir creó la fundación Cellex, a través de la cual hizo importantísimas aportaciones a centros dedicados a la investigación científica de Cataluña. Entre los centros que se beneficiaron de sus donaciones figuran el Instituto de Ciencias Fotónicas (ICFO), el Centro de Investigación Biomédica de la Universidad de Barcelona, el Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (IDIBAPS), el Instituto de Oncología del Valle de Hebrón y el programa CiMs+Cellex de becas para alumnos de Bachillerato especializado en ciencia y matemáticas.

En 2010 la fundación Cellex donó 16 millones de euros al ICFO para fichar a algunos de los mejores científicos del mundo en investigación de fotones, una aportación que se convirtió en la donación de mecenazgo científico más grande efectuada en España y que permitió la construcción del edificio NEST, que se inauguró en junio de 2012.

Desde su creación, se calcula que la Fundación Cellex ha aportado unos 120 millones de euros a diferentes centros y proyectos científicos.

En 1993 Pere Mir recibió la Creu de Sant Jordi en reconocimiento a su trabajo; en 2011 obtuvo el Premio Nacional de Investigación, en la categoría de mecenazgo científico; y en 2013 le fue concedida la medalla de oro del Ayuntamiento de Barcelona por su implicación en el mecenazgo en investigación física, química y biomédica.

Como recuerdan en la web del ICFO, Mir «trabajó sin descanso para apoyar la investigación de vanguardia en Cataluña, no sólo en el ICFO, sino en muchos campos diferentes. Ha dejado una marca indeleble en la ciencia en Cataluña y será recordado como el más ilustre mecenas de las ciencias de nuestro siglo».

La familia de Pere Mir celebrará una misa funeral el próximo jueves en la iglesia parroquial Sant Joan de Vilassar de Mar (Barcelona).

Toda la actualidad en portada

comentarios