Ciencia

España lucha por no quedarse atrás en la carrera por la fuente de energía inagotable

El Gobierno central y el autonómico se han comprometido a impulsar la candidatura española al IFMIF-Dones para tratar de instalar un gran acelerador de partículas en Granada, dentro del gran proyecto europeo del primer reactor de fusión nuclear

El objetivo del acelerador será investigar materiales para el ITER

Instalaciones del ITER, lugar donde se construye el reactor experimental que podría suministrar en el futuro una energía limpia e inagotable
Instalaciones del ITER, lugar donde se construye el reactor experimental que podría suministrar en el futuro una energía limpia e inagotable - ITER/EUROFUSION.ORG
ABC/EFE Sevilla - Actualizado: Guardado en: Ciencia

El consejero de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía, Antonio Ramírez de Arellano, y la secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela, se han reunido para impulsar la candidatura española a acoger en Granada la instalación el proyecto IFMIF-Dones, uno de los aceleradores de partículas más potentes del mundo y que forma parte de ITER, el esfuerzo europeo por construir el primer reactor experimental de fusión para producir energía limpia e ilimitada en el futuro.

Se pretende así acabar con meses de retraso y parálisis política tras las elecciones de diciembre y recuperar el pulso en la carrera por uno de los proyectos científicos de más envergadura en las próximas décadas y que es considerado como estratégico para la Unión Europea. Actualmente, tanto España como Polonia compiten por ser la sede escogida por IFMIF-Dones, y acoger al acelerador de partículas. De hecho, el gobierno español y andaluz pretenden que estas instalaciones se levanten en Granada.

El proyecto tendrá un coste cercano a 350 millones y permitirá desarrollar materiales para el reactor experimental de fusión. La aportación española para su construcción no se hará pública hasta que se presente la propuesta, puesto que competirá con otras candidaturas, tal como ha informado el Gobierno central.

Se prevé que el IFMIF-Dones esté construido en 2025 y tenga una vida útil que podría llegar a los treinta años.

Compromiso económico y capacidad técnica

El organismo que seleccionará la candidatura para albergar el IFMIF-Dones tendrá en cuenta tanto el compromiso económico de los distintos países como sus capacidades técnicas.

IFMIF es un proyecto liderado por la Unión Europea y Japón y está planteado en paralelo a ITER, uno de los mayores y más ambiciosos proyectos energéticos del mundo que prevé construir el primer reactor experimental de fusión en 2025 en el sur de Francia y en el que participan la Unión Europea, EEUU, Japón, China, Rusia, India y Corea.

Según la Consejería de Economía, España cuenta con la ventaja de ser uno de los mayores contribuyentes en IFMIF. Es de hecho el tercer país que más contratos tecnológicos ha conseguido hasta el momento en términos de presupuesto total adjudicado.

Además, «Andalucía no sólo cumple los requisitos para albergar el acelerador sino que dispone de un ecosistema científico y tecnológico que actuará como dinamizador de la actividad», ha asegurado la Junta.

Las obras tendrían que comenzar en 2018 pero para no perder el tren la candidatura habría de presentarse antes de final de año, según fuentes conocedoras del proyecto de la Universidad de Granada. Para ello España habría de pedir una prórroga y volvería a ir en desventaja sobre Polonia que tiene previsto presentar su propuesta antes del verano.

En anteriores ocasiones, fuentes cercanas al proyecto reconocieron que la iniciativa estaba en punto muerto a causa de la falta de liderazgo ante la situación de inestabilidad política.

Toda la actualidad en portada

comentarios