Los daños en la rueda del Curiosity
Los daños en la rueda del Curiosity - NASA/JPL-Caltech/MSSS

MarteEl Curiosity sufre nuevas roturas en una rueda

La NASA cree que el rover podrá soportar los desplazamientos del resto de la misión en Marte

MadridActualizado:

Una comprobación rutinaria de las ruedas de aluminio del rover Curiosity de la NASA en Marte ha encontrado dos pequeñas roturas en una de ellas, la del medio a la izquierda. La comprobación se hizo el pasado domingo, 19 de marzo, por lo que los científicos deducen que el daño se produjo después del último chequeo, realizado el 27 de enero.

A pesar de las roturas, «las seis ruedas en su conjunto tienen tiempo de trabajo restante más que suficiente para llevar al vehículo a todos los destinos planeados para la misión», tranquiliza Jim Erickson, jefe del proyecto Curiosity en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA en Pasadena, California. «Aunque no es inesperado, este daño es la primera señal de que la rueda media izquierda está cerca de desgastarse».

El control del daño de las ruedas del Curiosity, además de pasar una serie de pruebas de longevidad en la Tierra, se inició después de que los abolladuras y agujeros en las ruedas se acumularan más rápido de lo previsto en 2013. Debido a las roturas, la rueda afectada y a ha alcanzado alrededor del 60% de su vida útil.

«Esta es una parte esperada del ciclo de vida de las ruedas y no cambia nuestros planes actuales o disminuye nuestras posibilidades de estudiar las transiciones clave en la mineralogía más alta en el Monte Sharp», ha dicho el científico Ashwin Vasavada en referencia al destino último del rover.

El Curiosity está examinando actualmente las dunas de arena a medio camino de una unidad geológica llamada formación Murray. Después se dirigirá a un lugar bautizado como Cresta de Vera Rubin, que contiene hematitas, y a otras zonas con arcillas y sulfatos.

Le faltan 6 km

El rover está escalando secuencialmente las capas más altas y más jóvenes del bajo monte Sharp para investigar cómo el clima antiguo de la región cambió hace miles de millones de años. Las pistas sobre las condiciones ambientales se registran en las capas de roca. Durante su primer año en Marte, la misión logró su objetivo principal al encontrar que la región en la que se encuentra ofreció en el pasado condiciones ambientales favorables para la vida microbiana, si es que Marte acogió vida alguna vez.

Hasta el 20 de marzo, el Curiosity ha conducido 16 kilómetros desde el aterrizaje de la misión en Marte en agosto de 2012. Llegar al destino más lejano requerirá aproximadamente 6 kilómetros o menos de conducción adicional. Durante los últimos cuatro años, el vehículo ha utilizado métodos mejorados de mapeo de terrenos potencialmente peligrosos para reducir el ritmo de daño provocado por las rocas afiladas e incrustadas a lo largo de su ruta.

Cada una de las seis ruedas del Curiosity tiene aproximadamente 50 centímetros de diámetro y 40 centímetros de ancho, fresadas en aluminio sólido. Las ruedas se ponen en contacto con la superficie con una piel que es aproximadamente la mitad de espesa que una moneda de diez centavos de dólar, excepto en las bandas de rodamiento más gruesas. El dibujo de las ruedas son 19 zigzags en forma de bandas de rodadura que se extienden alrededor de tres cuartos de centímetro hacia fuera de la superficie.