Última Hora Hallan ahorcado al cantante de Linkin Park, Chester Bennington

Ciencia

Ven cómo los pensamientos se forman en el cerebro en tiempo real

La nueva técnica permite observar lo que ocurre dentro del cerebro de animales vivos en un experimento similar al de los perros de Pávlov

En un cerebro de ratón, los detectores basados en células llamadas CNiFERs cambian su fluorescencia cuando las neuronas liberan dopamina.
En un cerebro de ratón, los detectores basados en células llamadas CNiFERs cambian su fluorescencia cuando las neuronas liberan dopamina. - Slesinger & Kleinfeld labs

Hace más de cien años, Iván Pávlov realizó un experimento que se convertiría en uno de los estudios más famosos e influyentes de la psicología: condicionó a unos perros para salivar cuando escuchaban el sonido de una campana. Ahora, una nueva técnica permite a los científicos ver en tiempo real lo que ocurre en el cerebro de animales vivos durante este experimento clásico. Los autores, que han presentado su trabajo en el gran encuentro anual de la Sociedad Americana de Química (ACS) que se celebra estos días en Filadelfia (EE.UU.), creen que este enfoque podría conducir a una mayor comprensión de las adicciones.

Lo que hicieron los investigadores es desarrollar unos detectores basados en unas células llamadas CNiFERs, que se pueden implantar en el cerebro de un ratón y notan la liberación de neurotransmisores específicos en tiempo real, según explica Paul A. Slesinger, de la Escuela Icahn de Medicina del Monte Sinaí en Nueva York, que ha utilizado esta herramienta para revisar el experimento de Pávlov. Los neurotransmisores son las sustancias químicas que transmiten mensajes de una neurona a otra.

Estos detectores emiten luz que se puede leer con un microscopio de dos fotones y son los primeros biosensores ópticos que pueden distinguir entre los neurotransmisores casi idénticos dopamina y norepinefrina. Estas moléculas de señalización están asociadas, respectivamente, con el placer y el estado de alerta.

El equipo acostumbró a un grupo de ratones a escuchar un tono para más tarde recompensarles con azúcar. Después de varios días, a los roedores se les hacía la boca agua nada más escuchar el sonido, a la espera de su dulce premio.

Durante el proceso de aprendizaje de los ratones, los investigadores pudieron ver la señal de la dopamina justo después de la recompensa. Luego, después de días de entrenamiento, empezaron a detectar la dopamina después del tono pero antes de que se presentara la recompensa. Es decir, la reacción condicionada de los ratones podía verse en su cerebro justo en el momento en el que se estaba produciendo.

Toda la actualidad en portada

comentarios