Según los cómics, el único punto débil de Superman es el cristal verde de la kriptonita. En la Tierra, el kriptón está en forma de gas por encima de los -52ºC
Según los cómics, el único punto débil de Superman es el cristal verde de la kriptonita. En la Tierra, el kriptón está en forma de gas por encima de los -52ºC - REUTERS

Científicos descubren una forma de producir kriptóxido, el «primo» de la kriptonita

Según, un estudio, sería posible producir un compuesto estable y con estructura de cristal a partir de kriptón y oxígeno. Afirman que debería llamarse «kriptóxido» y que hoy en día es posible producirlo en laboratorio

MADRIDActualizado:

Aunque se calcula que hay 15.000 millones de toneladas de kriptón en la Tierra, el hecho de que este elemento químico sea inocuo, incoloro e inodoro, no facilita darse cuenta de que existe. Hasta tal punto fue difícil detectarlo, que en 1898 el científico William Ramsay decidió darle el nombre que en griego significa escondido: «kryptos».

Al igual que el neón o el argón, el kriptón es un gas noble, lo que entre otras cosas quiere decir que tiene dificultades para interaccionar y formar enlaces con otros elementos. Sin embargo, cuando está en forma de gas puede unirse al fluór y dar lugar a compuestos inestables y hasta explosivos. Por ello, el kriptón nunca estuvo cerca de nacer en forma de una roca sólida de kriptonita, con sus temibles poderes sobre «el hombre de acero». Sin embargo, este jueves, científicos de la Academia de Ciencias de Polonia han propuesto una forma de sintetizar un cristal, sólido, de kriptón, uniendo este elmento al oxígeno, al menos en teoría.

«La sustancia que estamos prediciendo es un compuesto de kriptón con oxígeno, no nitrógeno. Por eso debería llamarse "kriptóxido" y no "kriptonita". Así que si Superman lee esto, puede mantener la calma», ha bromeado Patrick Zaleski-Ejgierd, el principal investigador del estudio, publicado en «Scientific Reports».

Al margen de la broma, los químicos polacos tenían interés en averiguar si el kriptón podía formar una red estable y cristalina con algún otro elemento, con la finalidad de ampliar los conocimientos químicos y quien sabe si en el futuro producir un nuevo compuesto con nuevas y sorprendentes propiedades.

Para averiguar si era posible, recurrieron a complejos algoritmos físicos y simulaciones de ordenador. Y averiguaron que sí, que sería posible, pero solo bajo unas condiciones de presión extremadamente alta.

«Nuestras simulaciones por ordenador sugieren que podrían formarse cristales de monóxido de kriptón a una presión en el intervalo de 300 a 500 millones de atmósferas. Esto es una alta presión, pero puede conseguirse incluso en los laboratorios de hoy en día», ha considerado Pawel M. Lata, otro de los autores del estudio.

Pero del dicho al hecho hay un trecho. Este compuesto aún no ha sido producido, y solo se pueden inferir algunas de las propiedades que tendría. «Nuestro monóxido de criptón, probablemente no existe en la naturaleza. Según los conocimientos actuales, el interior profundo de los planetas sería el único lugar donde existe una presión suficiente para su síntesis. Pero el oxígeno no existe allí, ni tampoco el kriptón», ha dicho el director del estudio. De momento, habrá que viajar hasta el planeta Krypton en su busca.