Imagen tomada en mayo de 2015 del X-37B - Boeing/SIPA/REX/Shutterstock3
X-37B

El avión secreto del Pentágono aterriza después de pasar dos años en el espacio

El X-37B ha estado en órbita más de 700 días haciendo pruebas de contenido clasificado

CABO CAÑAVERAL/FLORIDAActualizado:

El avión espacial experimental X-37B de la Fuerza Aérea de Estados Unidos (USAF) aterrizó este domingo en el Centro Espacial Kennedy, en Florida, después de haber completado una misión clasificada que ha durado más de dos años, según las autoridades militares.

El X-37B, un aparato no tripulado que tiene el aspecto de una pequeña lanzadera espacial, tomó tierra a las 13.47 de este domingo en una pista que antes era usada por las lanzaderas espaciales, tal como ha informado la USAF.

El avión espacial, construido por Boeing, fue lanzado en mayo de 2015 desde Cabo Cañaveral a bordo de un cohete Atlas 5, construido por la compañía United Launch Alliance, socia de Lockheed Martin Corp y Boeing.

El X-37B, uno de los dos que hay en la flota de la USAF, llevó a cabo experimentos no especificados durante los más de 700 días que estuvo en órbita. Ha sido la cuarta misión y la más larga del programa secreto, organizado por la Oficina de Capacidades Rápidas de la Fuerza Aérea.

Estas naves orbitales «ponen a prueba tecnologías para reducir riesgos, experimentar y probar prototipos de vehículos espaciales reutilizables», ha explicado la USAF, sin dar más detalles. El coste de programa también es clasificado.

Misión de inteligencia

La «Secure World Foundation», un grupo que promueve la exploración pacífica del espacio ha dicho que el secretismo que rodea al X-37B sugiere que a bordo de la nave se están probando programas relacionados con inteligencia.

Estas naves miden nueve metros de largo y tienen una envergadura de 4,6 metros, lo que les hace ser cuatro veces más pequeños que los transbordadores espaciales ya retirados por la NASA.

El X-37B, también conocida como Vehículo Orbital de Pruebas (OTV, en inglés), voló por primera vez en 2010 y volvió a Tierra después de ocho meses. Una segunda misión, que duró 15 meses, fue lanzada en marzo de 2011, mientras que una tercera se lanzó en diciembre de 2012 y volvió después de 22 meses.

El aterrizaje de este domingo ha sido el primero del X-37B en Florida. Los tres anteriores han tenido lugar en la base de la Fuerza Aérea en Vandenberg, California. La USAF cambió la localización del programa en 2014, aprovechando dos de los hangares para transbordadores de la NASA.

La USAF pretende lanzar la quinta misión del X-37B desde la estación que tiene en Cabo Cañaveral, al sur del Centro Espacial Kennedy, este año.