Recreación del asteroide 2012 TC4 a su paso por las cercanías de la Tierra
Recreación del asteroide 2012 TC4 a su paso por las cercanías de la Tierra - NASA/JPL-Caltech

Astrónomos de todo el mundo, pendientes de un asteroide de 15 metros que roza esta tarde la Tierra

La roca volará a una décima parte de la distancia a la Luna, justo por encima de la altura orbital de los satélites de comunicaciones, pero no supone ninguna amenaza. Una red internacional de alerta planetaria coordinada por la NASA seguirá su paso para prepararse ante un futuro peligro potencial

MadridActualizado:

Un pequeño asteroide de entre 15 y 30 metros, llamado 2012 TC4, pasará este jueves, 12 de octubre, a una distancia de aproximadamente 42.000 kilómetros, poco más de una décima parte de la distancia a la Luna y justo por encima de la altura orbital de los satélites de comunicaciones. A pesar de su cercanía, los científicos aseguran que TC4 no plantea ningún riesgo de impacto con la Tierra. Sin embargo, este encuentro será utilizado por 'cazadores' de asteroides de todo el mundo para probar su capacidad para operar como una red coordinada internacional de alerta de asteroides.

Este asteroide fue descubierto por el Telescopio Panorámico y el Sistema de Respuesta Rápida (Pan-STARRS) en Hawai en 2012. Pan-STARRS realiza un estudio de objetos cerca de la Tierra financiado por el Programa de Observaciones NEO, un elemento clave de la Oficina de Coordinación de la Defensa Planetaria de la NASA. Sin embargo, 2012 TC4 salió fuera de la detección de los radares poco después de ser descubierto.

Sobre la base de las observaciones que pudieron hacer en 2012, los seguidores de asteroides predijeron que la roca volvería a aparecer en el otoño de 2017. Los observadores de la Agencia Espacial Europea y el Observatorio Europeo Austral fueron los primeros en volver a capturarlo a finales de julio 2017, usando uno de sus grandes telescopios de ocho metros de apertura. Desde entonces, observadores alrededor del mundo han estado rastreando el objeto mientras se aproxima a la Tierra y reportan sus observaciones a la NASA.

El asteroide 2012 TC4
El asteroide 2012 TC4- AFP

Esta "prueba" de lo que se ha convertido en un sistema global de alerta temprana de impacto de asteroides es un proyecto voluntario, concebido y organizado por observadores de asteroides financiados por la NASA y apoyado por la Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria de la NASA (PDCO).

Según Michael Kelley, científico del programa, «los seguidores de asteroides están utilizando este sobrevuelo para probar la red mundial de detección y rastreo de asteroides, evaluando nuestra capacidad para trabajar juntos en respuesta a encontrar un potencial asteroide-amenaza de impacto».En cualquier caso, no se prevé que ningún asteroide actualmente conocido afecte a la Tierra durante los próximos 100 años.

El acercamiento más cercano a la Tierra del asteroide TC4 será sobre la Antártida a las 15.42 GMT (17.42 hora peninsular). Decenas de telescopios de funcionamiento profesional en todo el mundo estarán haciendo observaciones en diferentes longitudes de onda. Los astrónomos aficionados pueden contribuir con más observaciones, pero el asteroide les será muy esquivo, ya que las estimaciones actuales son de que alcanzará una magnitud visual de sólo 17 en su punto más brillante y se moverá muy rápido a través del cielo.

«Esta campaña es un esfuerzo de equipo que involucra a más de una docena de observatorios, universidades y laboratorios alrededor del mundo para que aprendamos colectivamente las fortalezas y limitaciones de nuestras capacidades de observación de objetos cercanos a la Tierra», explica Vishnu Reddy, profesor asistente en el Laboratorio Lunar y Planetario de la Universidad de Arizona en Tucson.

En septiembre, los observadores de asteroides pudieron realizar una primera prueba de seguimiento coordinado del acercamiento cercano de un asteroide mucho más grande conocido como 3122 Florence. Florence, uno de los NEO (Near Earth Asteroid o Asteroide Cercano a la Tierra) más grandes conocidos, con 4,5 kilómetros de tamaño, pasó por la Tierra el 1 de septiembre a 18 veces la distancia a la Luna. Las observaciones coordinadas de este asteroide revelaron, entre otras cosas, que Florence tiene dos lunas.