Mercurio, Venus, Marte, Júpiter, la Luna y la estrella Régulo se aproximaran de forma aparente en el cielo
Mercurio, Venus, Marte, Júpiter, la Luna y la estrella Régulo se aproximaran de forma aparente en el cielo - miguel gilarte

Una «mega-conjunción» planetaria tendrá lugar esta noche

Actualizado:

Una conjunción planetaria ocurre cuando estos cuerpos se aproximan en el cielo de forma aparente. Aparente porque están separados por muchos miles de kilómetros, pero en el cielo parecen estar próximos. Algunas de estas conjunciones pueden llegar a ser verdaderos espectáculos, sobre todo cuando están implicados los planetas más brillantes, como Venus, Júpiter, Saturno, Marte o incluso nuestro satélite, la Luna.

Durante la madrugada de este 9 de octubre, será posible ver una conjunción planetaria extraordinaria (no ha ocurrido una así en todo este año), en la que estarán implicados cuatro planetas, Mercurio, Venus, Martey Júpiter, y la propia Luna.

¿Cómo se puede ver esta conjunción?

Para observar este evento astronómico extraordinario, no necesitamos de instrumentos ópticos, ni telescopios ni prismáticos. La mejor opción es observarlo a simple vista.

Para ello, tendremos que dirigir nuestra mirada justo hacia el horizonte Este, por lo que es conveniente no tener ningún obstáculo en esa dirección, como edificios o árboles. Un lugar elevado de observación es el mejor lugar para ver el evento. Se puede contemplar desde cualquier lugar, incluso en el interior de las grandes ciudades, aunque es sin lugar a dudas mucho mejor, hacerlo desde un emplazamiento lejano a los ciudades. Para ello vendrá bien estar en el campo o en la sierra.

¿A qué hora se podrá ver?

El comienzo del espectáculo tendrá lugar a las 4,30 horas de la madrugada del 9 de octubre. En ese momento empezará a aparecer sobre el horizonte Este el planeta más brillante del cielo: Venus. Este cuerpo es similar en tamaño a la Tierra, pero muy distinto ambientalmente, ya que alcanza temperaturas de 550ºC. Es un planeta famoso por tener en su interior el mayor efecto invernadero de todo el Sistema Solar, ya que las espesas nubes de Venus impiden que se disperse el calor del planeta hacia el espacio. Curiosamente, sus días son más largos que su propio año (esto ocurre porque rota sobre sí mismo muy lentamente). Así, un día en Venus dura 243 días terrestres, mientras que el año en Venus llega a los 223 días terrestres. Este es el infierno del Sistema Solar.

Amplicación de la zona de conjunción (MIGUEL GILARTE)

A la izquierda de Venus aparecerá una estrella menos brillante, pero notable. Se trata de Alfa de la constelación de Leo, de nombre Régulo, una de las estrellas más brillantes del cielo. Régulo es una estrella blanco-azulada unas 4 veces más grande que el Sol, que está muy achatada por los polos debido a su rápida rotación. En realidad, Régulo es un sistema de 4 estrellas unidas por la fuerza de gravedad. El conjunto se localiza a 77 años luz (1 año luz son 9,5 billones de km).

Llegada de la Luna

A las 5,00 horas de la madrugada hará su aparición la Luna por el mismo sitio por donde salió Venus. La Luna presentará una pequeña superficie iluminada. Está en cuarto menguante, a solo 4 días de ser nueva (en este momento desaparecerá del cielo por no llegarle la luz del Sol), por lo que no deslucirá la conjunción planetaria con su luz. La Luna es un pequeño mundo que lo vemos tal como era hace unos 4.500 millones de años, no ha cambiado nada desde su formación, salvo el nacimiento de algún pequeño cráter por impactos de meteoros.

La aparición de Marte

A las 5,20 horas, resurgirá sobre el horizonte el planeta rojo: Marte. Será el planeta que menos brille de la conjunción, aunque será bien visible a simple vista, y tendrá el aspecto de una estrella notablemente roja. Marte es la mitad de grande que la Tierra, pero se cree que en el pasado fue un mundo muy parecido a nuestro planeta, con atmósfera, mares, ríos y océanos, islas y continentes. Hoy en día aún quedan las cuencas que dejaron esos mares y océanos, y hay grietas enormes donde estuvieron los ríos más grandes del Sistema Solar, como el Valles Marineris, con 5.000 km de longitud, 200 km de ancho y 11 km de profundidad.

Hoy Marte se ha convertido en un desierto helado, pero hay muchas posibilidades de encontrar vida elemental, máxime cuando se ha comprobado que el agua corre bajo su superficie. Sobre la superficie no puede haber agua dulce pues la atmósfera no tiene suficiente presión y el agua cuando aparece sobre la superficie se sublima, es decir, pasa del estado líquido al gaseoso directamente.

El gigante Júpiter

Apenas diez minutos después de la aparición del dios de la guerra, Marte, llegará el padre de los dioses del Olimpo, justo por el mismo lugar por donde salga Marte. Júpiter será más brillante que Marte aunque esté más lejos de la Tierra que este (Marte está a una distancia media de la Tierra de 80 millones de km y Júpiter a unos 800 millones de km), gracias a su enorme tamaño. Este monstruo gasesoso es tan enorme que dentro de él caben 1.400 planetas como la Tierra. De hecho, se puede decir que Júpiter es un pequeño Sistema Solar, con satélites a modo de planetas y con más de 60 lunas.

El mensajero del Sol: Mercurio

Venus, la Luna, Marte y Júpiter ya formarán la conjunción planetaria de esta madrugada, pero aún se sumará otro planeta, eso sí, a última hora de la noche. A las 7,15 horas, justo antes del amanecer, se podrá contemplar a Mercurio un poco más allá de la conjunción anterior, pero será un buen momento para poder ver a este escurridizo planeta. Siempre anda muy cerca del Sol y por ello se hace visible muy pocas veces al año, siempre cuando llega a su distancia aparente máxima con respecto al astro rey.

Mercurio es el planeta más pequeño del Sistema Solar, unas 2,5 veces más pequeño que la Tierra, y se trata de un mundo muy parecido a la Luna, acribillado por cráteres pero con temperaturas extremas. De día sufre temperaturas de 350º C, pero por la noche llega hasta los -170º C.

El nacimiento de Cristo

Las conjunciones planetarias han sido utilizadas por muchos para destacar algún acontecimiento en la Tierra. Tal vez la más famosa de ellas, ocurrió en el año 7 antes de Cristo, fecha en la que posiblemente nació Jesús de Nazaret. Un acontecimiento casi único ocurrió aquel año. Júpiter se paseó hasta tres veces por delante de Saturno, avanzando y retrocediendo, prácticamente se unieron en esas tres ocasiones. ¿Fue aquella increíble conjunción planetaria la famosa estrella de Belén?

Miguel Gilarte Fernández

Presidente de la Asociación Astronómica de España