El ciempiés Hades, a más de un km. bajo nuestros pies
El ciempiés Hades, a más de un km. bajo nuestros pies - J. Bedek
Zoología

El animal que vivía en el Infierno

Actualizado:

Un equipo internacional de investigadores ha descubierto un ciempiés viviendo a la increíble profundidad de 1.100 metros, con diferencia el animal más «profundo» de este tipo jamás encontrado. La criatura fue hallada por miembros de La Sociedad Bioespeleológica Croata en tres cuevas diferentes del montes Velebit, en Croacia. La nueva especie, cuyo hábitat se encuentra a más de un km. bajo el subsuelo, ha sido llamada Geophilus hadesi. Hades es el dios del inframundo en la mitología griega. El hallazgo se acaba de publicar en la revista «ZooKeys».

Acechando desde las oscuras bóvedas de algunas de las cuevas más profundas del mundo, el nombre de Hades elegido para este ciempiés también sirve para emparejarlo con otro pariente subterráneo, Perséfone, la reina del inframundo y otra clase de ciempiés subterráneo.

Los ciempiés son carnívoros que se alimentan dando caza a otros invertebrados. Son habitantes comunes de muchas cuevas, pero los miembros de este orden particular, llamado de los geofilomorfos, sólo muy raramente buscan cobijo en alguna de ellas. De hecho, las especies cuyo ciclo vital completo se desarrolla dentro de una cueva son extremadamente raras en este grupo.

Por eso, los ciempiés Hades y Perséfone son una excepción a la regla. Se trata, en efecto, de los dos únicos ciempiés geofilomorfos que se han adaptado a vivir exclusivamente en cuevas. Por eso llevan los nombres de un rey y una reina del mundo subterráneo.

Un nuevo cavernícola

Como la mayoría de los cavernícolas, el nuevo ciempiés muestra unas caracerísticas que son inusuales entre sus congéneres, pero que a menudo coinciden con las de otros artrópodos que también viven en cuevas. Así, Hades luce unas antenas muy largas, un tronco segmentado y garras en las patas. Está equipado con con mandíbulas poderosas que incorporan glándulas venenosas, y con garras curvas y largas que le permiten capturar y mantener firmemente sujeta a su presa. Ni que decir tiene que el ciempiés Hades es uno de los principales depredadores que se arrastran en la rocosa oscuridad de la cueva.

La nueva especie se suma así a las criaturas asombrosas que viven en las cuevas del Velebit, una montaña que se extiende a lo largo de más de 145 km. y que, en su conjunto, se considera un punto caliente de la diversidad subterránea.

Igual que Hades, que gobernó sobre el reino de las sombras, el nuevo ciempiés habita entre un extraordinario número de animales cavernícolas pálidos, algunos conocidos por la ciencia y muchos otros aún por descubrir. «Cuando vi por primera vez a este animal y su llamativa apariencia -afirma Pavel Stoev, del Museo de Historia Natural de Sofía y primer firmante del artículo- me di cuenta inmediatamente de que era algo nuevo, que aún no tenía nombre y que estaba perfectamente adaptado al medioambiente de las cuevas. El hallazgo prueba una vez más lo poco que sabemos de la vida subterránea, y que incluso en las zonas mejor estudiadas es posible hallar animales increíbles».