En la imagen se pueden apreciar Bacillus y Staphylococcus
En la imagen se pueden apreciar Bacillus y Staphylococcus - Tasha Sturm

Muestran la preocupante cantidad de bacterias que se acumulan en las manos sucias

Una microbióloga ha sorprendido a los internautas al desvelar el riesgo que puede entrañar la falta de higiene

Actualizado:

Acariciar a su perro y jugar fuera de casa durante algunas horas. Eso es lo único que hizo uno de los hijos de Tasha Sturm, una microbióloga de California, antes de posar su mano sobre una placa de Petri. Sin embargo, con eso valió para que en el recipiente se depositaran una ingente cantidad de bacterias que, en apenas una semana, habían crecido hasta límites insospechados. De hecho, el resultado fue tan impactante que la mujer le hizo una fotografía y la subió a la Red, donde se ha hecho viral en pocos días.

Tal y como cuenta la propia Sturm en una entrevista exclusiva al diario «USA Today», su objetivo era demostrar la gran cantidad de bacterias que se acumulan en nuestras manos y lo desaconsejable que puede llegar a ser no lavárselas. «Quería que quedase claro que hay microbios por todas partes», destaca la experta. Por ello, y aprovechando que sus hijos siempre se muestran ansiosos por ayudarla en sus experimentos científicos, decidió pedir su colaboración para un curioso «estudio de campo».

Así pues, hace un par de semanas, cuando su pequeño de ocho años se estaba preparando para ir a la escuela, le dijo que se tomara unos minutos para acariciar a su perro y salir, después, a jugar un rato. Cuando el muchacho regresó, Sturm le estaba esperando con una placa de agar (un tipo de placa de Petri esterilizada usada en cultivos) para que impregnara su huella en ella antes de lavarse las manos. Tras realizar la primera parte del ejercicio, la mujer mantuvo el cultivo a unos grados similar a los que hay en el cuerpo y, posteriormente, a temperatura ambiente.

Una semana después, se percató de que las bacterias habían tomado la placa y habían crecido considerablemente. A día de hoy, Sturm cree que el gran círculo blanco de la parte inferior derecha de la foto son Bacillus (unas bacterias que se hallan en la suciedad). El resto de manchas blancas podrían corresponderse con Staphylococcus y, finalmente, las naranjas y amarillas con levadura.

«Es algo normal a lo que estamos expuestos todos los días. La piel nos protege de una gran cantidad de cosas malas que se encuentran en el exterior. El mensaje principal es que, para tener un sistema inmunológico saludable, tienes que estar expuesto a cosas», añade la experta. Con todo, y a pesar de que un ambiente extremadamente limpio puede llegar a ser perjudicial para los pequeños, también aconseja lavarse las manos para evitar que estas bacterias causen daños en el cuerpo.