Don Felipe, durante su intervención en el acto del 75 aniversario del CSIC
Don Felipe, durante su intervención en el acto del 75 aniversario del CSIC - CASA DEL REY

El Rey: «No podemos permitirnos el lujo de preparar científicos para que salgan al extranjero sin retorno»

Don Felipe y Doña Letizia, en el 75 aniversario del CSIC

Actualizado:

El Rey ha advertido este lunes contra el éxodo de científicos que se está produciendo en España como consecuencia de la crisis económica y ha pedido a todos los implicados, poderes públicos y empresas, que hagan «todo lo posible» para favorecer la ciencia española.

Don Felipe se refirió especialmente a los jóvenes científicos: «No podemos permitirnos el lujo de prepararlos para que salgan al extranjero sin retorno posible», afirmó. El Rey explicó que «es bueno» fomentar las relaciones internacionales de los científicos, pero «de ningún modo lo es que ésta deba ser consecuencia de una tasa de paro inaceptable».

Añadió el Monarca que esa tasa de paro perjudica tanto a los jóvenes que «no ven salida en su patria», como «a nuestra sociedad entera, por quedar desasistida de muchos de sus mejores activos».

El Rey hizo estas afirmaciones durante la conmemoración del 75 aniversario del CSIC, «la Casa de la Ciencia», acto al que asistió acompañado por Doña Letizia. Don Felipe es uno de los Reyes de España más apasionado por la ciencia, pues está convencido de que su avance redunda en progreso para toda la sociedad. Por ello, es uno de los Monarcas que mejor conoce los proyectos y las investigaciones de los científicos pero también los problemas y las dificultades con las que se encuentran.

España, entre los diez primeros

«Frente a percepciones o estereotipos erróneos y negativos -aclaró-, está la realidad de que España se encuentra entre los diez primeros puestos del mundo en producción científica. Esto hay que saberlo, y decirlo mucho y bien alto». Unos resultados que, según Don Felipe, «son posibles gracias a la suma de todos».

Durante su intervención, el Rey recordó su «experiencia personal» con el CSIC. «No son pocas las horas que he pasado en esta casa dialogando con sus equipos directivos e investigadores, conociendo de primera mano la realidad del Consejo, sus proyectos, sus éxitos y sus preocupaciones. He visitado también varios de sus centros e institutos y he comprobado el espíritu y la intensidad con los que se trabaja».

«Sé que el CSIC ha debido afrontar también dificultades por la crisis económica, que demanda una estructura de gestión más moderna y que, como toda la ciencia española, precisa de un empuje renovado», afirmó y advirtió ante «un lapso generacional que nos devolvería a un retraso difícil de remontar».

Además del Rey, intervinieron en el acto el ministro de Economía, Luis de Guindos; el presidente del CSIC, Emilio Lora-Tamayo, el expresidente José Elguero y el presidente del CNRS, Alain Fuchs.