Reconstruyen cómo fueron las dos erupciones volcánicas más grandes de la Era Actual
El cono de un volcán nevado en plena Antártida - ABC
Volcanes en el Hemisferio Sur

Reconstruyen cómo fueron las dos erupciones volcánicas más grandes de la Era Actual

Actualizado:

Un equipo de científicos ha completado la reconstrucción más exacta y precisa hasta la fecha de las históricas emisiones volcánicas de sulfato en la Antártida. En concreto, ha identificado 116 eventos volcánicos individuales durante los últimos 2.000 años.

De ellos, se reconstruyeron las dos erupciones volcánicas más grandes de la historia reciente de la Tierra, Samalas en el año 1257 y Kuwae en el 1458. Ambas depositaron entre un 30 y un 35 por ciento menos de sulfato en la Antártida, lo que sugiere que estos eventos tuvieron un efecto de enfriamiento en el clima global más débil de lo que se pensaba

El nuevo registro, que se describe en un artículo publicado en la edición digital de 'Nature Climate Change', se deriva de un gran número de núcleos de hielo individuales recogidos en varios lugares de la Antártida y es el primer historial anual de los últimos 2.000 años de la historia de la humanidad.

«Este registro sirve de base para una mejora importante en las reconstrucciones existentes de las emisiones volcánicas durante los últimos siglos y milenios», afirma el autor principal del informe, Michael Sigl, becario postdoctoral. Estas reconstrucciones son críticas para las simulaciones de modelos precisos utilizados para evaluar el pasado climático natural y el forzamiento antropogénico.

Enfriar y calentar la Tierra

Las erupciones volcánicas de gran alcance son una de las causas más importantes de la variabilidad del clima en el pasado debido a las grandes cantidades de dióxido de azufre que emiten, que llevan a la formación de partículas microscópicas conocidas como aerosoles de sulfato volcánicos.

Estos aerosoles reflejan más radiación solar hacia el espacio, enfriando la Tierra. Los eventos volcánicos anteriores se miden a través de registros sobre la deposición de sulfato que se encuentra en los núcleos de hielo y se han relacionado con un enfriamiento global y regional a corto plazo.

Este esfuerzo científico ha reunido la más amplia gama de datos de sulfato de núcleos de hielo en el mundo. En total, el estudio incorporó 26 registros de núcleos de hielo, precisamente sincronizados y recogidos en una serie de 19 sitios de toda la Antártida.

«Este trabajo es la culminación de más de una década de recolección de núcleos de hielo y análisis en nuestro laboratorio en DRI», relata Joe McConnell, que junto a Michael Sigl ha dirigido el estudio.

McConnell, agrega: «El nuevo registro identifica 116 eventos volcánicos individuales durante los últimos 2.000 años». «Nuestro nuevo récord completa el periodo comprendido entre el año 1 y 500 dC, sobre el cual no hubo reconstrucciones anteriormente, y mejora significativamente el registro entre los años 500 al 1500», agrega Sigl.