La primera ave llevaba un «pantalón de plumas»
El Archaeopteryx número once - Nature

La primera ave llevaba un «pantalón de plumas»

Actualizado:

El Archaeopteryx, un animal emplumado de aspecto mitológico, ha sido considerado desde hace 150 años -excepto durante una pequeña temporada en la que fue relegado a la vulgar categoría de dinosaurios voladores- como el precursor de todas las aves modernas. Desde el descubrimiento del primer ejemplar en Baviera (Alemania) en 1861, han sido desenterrados un total de diez especímenes que han dado mucha información a la comunidad científica, pero que poco han revelado sobre sus plumas y, por lo tanto, sobre su aspecto externo y para qué las utilizaban.

Sin embargo, investigadores alemanes de la Colección Estatal de Paleontología y Geología de Baviera en Múnich han encontrado en su país unos nuevos fósiles excepcionalmente conservados que hacen el número once y que muestran que esta criatura de transición entre los dinosaurios y las aves tenía plumas no solo en la alas y en la cola, sino también en todo el cuerpo, incluidas las patas. Es lo que el equipo llama con humor un «pantalón de plumas», un hallazgo que proporciona nuevas pistas para entender el origen del vuelo y la evolución de las aves

Según explican los autores del estudio en la revista Nature, el Archaeopteryx, que vivió hace unos 150 millones de años, tenía todo el cuerpo emplumado. La parte superior de las patas estaba adornada con plumas simétricas y más largas, mientras que en la inferior eran más cortas. Esto sugiere que la distribución de las plumas de las primeras aves fue más compleja de lo que previamente se había pensado. Los investigadores creen que su aparición se produjo en un contexto funcional original diferente al del vuelo, probablemente como una forma de exhibición, y que posteriormente, después de diferentes linajes, el rasgo fue seleccionado por sus funciones aerodinámicas.