Descubren el más antiguo gemelo del Sol

Actualizado:

Un equipo internacional liderado por astrónomos brasileños ha identificado al gemelo solar más antiguo conocido hasta ahora. De nombre HIP 102152, situada a 250 años luz de la Tierra, esta estrella se parece más al Sol que cualquier otra, pero es mucho más primitiva, tiene 8.200 millones de años, el doble de edad. Los científicos creen que este astro supone una oportunidad sin precedentes para apreciar el aspecto del Sol cuando envejezca. Además, sospechan que la estrella podría albergar planetas terrestres rocosos.

Los astrónomos han observado el Sol a través de telescopios desde hace 400 años. Parece un largo período de tiempo, pero es apenas una minucia si se tiene en cuenta que nuestra estrella tiene más de 4.000 millones de años de edad. Por este motivo, resulta extremadamente difícil estudiar la historia y futura evolución de nuestro astro. Para poder hacerlo, los astrónomos buscan soles similares pero que se encuentren en diferentes etapas de su vida. Eso es precisamente lo que ocurre con HIP 102152.

«Durante décadas, los astrónomos han intentado buscar gemelos solares con el fin de conocer mejor nuestro Sol, capaz de dar vida. Pero muy pocos han sido encontrados desde que se descubrió el primero en 1997». explica Jorge Meléndez, coautor del nuevo trabajo. A través del Very Large Telescope del Observatorio Europeo Austral (ESO), el equipo estudió dos gemelos solares. Uno de ellos es 18 Scorpii (2.900 millones de años de edad, más joven que el Sol) y el otro, un anciano: HIP 102152, en la constelación de Capricornio. Es el gemelo solar más antiguo conocido hasta el momento. Se estima que tiene unos 8.200 millones de años, en comparación con los 4.600 millones de nuestro Sol.

El futuro del Sol

El estudio del antiguo gemelo solar permitirá a los científicos predecir lo que podría ocurrir con nuestro Sol cuando alcance esa edad. De hecho, los investigadores han confirmado que las estrellas pierden litio -tercer elemento de la tabla periódica creado en el Big Bang- a medida que envejecen, lo que aclara porque el Sol tiene un contenido en litio sorprendiéndote bajo: solo el 1% del que poseía el material a partir del cual se formó. De igual forma, HIP 102152 posee muy bajos niveles de litio.

Además, este viejo sol posee una composición química inusual, sutilmente diferente a la que posee la mayoría de los gemelos solares, pero similar a nuestra estrella. Ambos muestran una baja presencia de aquellos elementos que son abundantes en los meteoritos y en la Tierra. Este es, según los científicos, un fuerte indicio de que HIP 102152 podría albergar planetas rocosos terrestres.