Las lágrimas no caen en el espacio (la demostración de un astronauta)

Actualizado:

El astronauta canadiense Chris Hadfield, que forma parte de la 34 expedición a bordo de la Estación Espacial Internacional (ISS), se ha hecho muy popular por los numerosos vídeos y fotografías de su vida en el espacio que comparte en las redes sociales. Gracias a su afán divulgativo, no solo hemos podido contemplar maravillosas fotos de nuestro planeta desde su envidiable perspectiva, sino también escenas cotidianas como lo difícil que resulta lavarse las manos allá arriba.

En esta ocasión, Hadfield muestra algo más poético: derramar lágrimas en el espacio es imposible. El vídeo sobre estas líneas muestra sus esfuerzos por tener un llanto como es debido, pero las lágrimas se empeñan en pegarse a su cara y arremolinarse bajo sus ojos debido a la falta de gravedad. Quizás ocurra que mantener el ánimo es más fácil fuera de la Tierra.