Actualidad

La historia convertida en un juego de mesa

Jason Matthews, lobista en el Senado americano, crea juegos para aprender historia

Jason Matthews, junto a una de sus creaciones
Jason Matthews, junto a una de sus creaciones - inés baucells
sergio ruiz - Barcelona - Actualizado: Guardado en: Actualidad

Su interés por la historia lo despertó su abuelo desde bien pequeño. Solía leerle acerca de la historia americana. Así pues, cuando su padre le regaló por Navidad el Axis&Allies,un juego de mesa sobre la Segunda Guerra Mundial, Jason Matthews descubrió el que sería su mayor hobby y al mismo tiempo su estilo de vida: «A partir de ahí me convertí en un obseso de los juegos históricos y bélicos. Con ellos descubrí que aprender historia jugando era mejor que a través de la lectura». Matthews, que ha estado este fin de semana en el Festival del joc Dau Barcelona, confiesa no estar interesado en las civilizaciones antiguas. La historia que de verdad le apasiona es la moderna, especialmente a partir del siglo XVII.

La combinación entre sus conocimientos de la historia y su pasión por los juegos de mesa fue lo que le llevó a diseñar sus propios juegos. Así surgió Twilight Struggle (Lucha en el crepúsculo), un juego ambientado en la Guerra Fría en que las dos superpotencias de la época, Estados Unidos y la Unión Soviética, deben competir para dominar el mundo. «Cuando realizaba test de juegos nos dimos cuenta que muchos no eran demasiado buenos». Pensando que ellos podrían hacerlo mejor, diseñaron su propio juego teniendo en cuenta factores que los otros juegos debían mejorar como «la facilidad para aprender a jugar, la relativamente corta duración de la partida, que permite terminarlo en una sola tarde, y la creación de historias en cada partida, haciendo que cada una de ellas sea memorable». Estas cualidades fueron las que llevaron al juego a ser el mejor valorado por la web especializada BoradGameGeek.

«Paths of Glory»

El creador de Twilight Struggle tiene dos hijos «a los que he convertido en frikis como yo». Matthews confiesa pasar mucho tiempo jugando a juegos de mesa con ellos, aunque ha dejado un poco de lado los de temática bélica. Sin embargo, su juego favorito sigue siendo Paths of Glory (Senderos de Gloria), ambientado en la Primera Guerra Mundial. Además de Twilight Struggle, también ha creado otros juegos como 1960: Making of a President, sobre el enfrentamiento electoral entre Kennedy y Nixon; Campaign Manager 2008, sobre las elecciones presidenciales entre Obama y McCain; Founding Fathers, acerca de la redacción de la Constitución americana; y 1989 Dawn of Freedom, ambientado en la caída de la URSS.

Además de sus hobbies, Matthews trabajó en política durante 13 años como miembro del gabinete de la senadora americana Mary Landrieu. Desde hace cinco años, sigue trabajando en las cámaras legislativas americanas, aunque ahora como lobista de la compañía British Petroleum. Jason Matthews confiesa que «cuando era jefe de gabinete de una senadora, tenía mucha responsabilidad. Ahora tengo más tiempo para mis hobbies».

Toda la actualidad en portada

comentarios