Casa Real

Doña Letizia: a la conquista de América

La Reina ha llegado a Tegucigalpa luciendo un conjunto de camisa blanca y falda gris de Hugo Boss

La Reina Letizia a su llegada a Tegucigalpa - afp
La cartera de Adolfo Domínguez de la Reina Letizia - reuters
maria luisa funes - Madrid - Actualizado: Guardado en: Casa Real

La Reina Letizia ha querido iniciar sus periplos profesionales de cooperación visitando Centroamérica. Ha escogido Honduras, un país donde el voluntariado español está presente desde hace años.

En Honduras, muy halagados de haber sido los primeros elegidos, fue a recogerla hasta la escalerilla del avión Ana Rosalinda García de Hernández, la primera dama. Doña Letizia escogió una falda gris y una camisa blanca de corte austero, ambos de Hugo Boss.

Se trataba de un atuendo muy adecuado, ya que unía la ligereza de la camisa blanca –ideal por el clima local- a la seriedad necesaria más representativa de la falda gris. No obstante, sería de agradecer que en sus viajes al extranjero, con la expectación que causa y la prensa que convoca, la Reina promocionase aún más la moda española, luciendo prendas de marcas patrias en lugar de modelos de una casa alemana. Combinó el equipo -eso sí- con accesorios de factura española: unas sandalias de ante azul de CH Carolina Herrera y un clutch de mano de Adolfo Domínguez en color rojo. Se decantó por unos pendientes de perlas cultivadas colgantes de Tous.

En la Casa Presidencial de Tegucigalpa, el presidente de Honduras - Juan Orlando Hernández- y su esposa, ofrecieron una cena en su honor. La Reina confió a Felipe Varela su vestido negro, con un escote palabra de honor, una línea muy ajustada, bordados y cristales. Viendo el atuendo de los demás asistentes y la naturaleza de la cena, quizás hubiese sido más oportuno llevar un escote menos descubierto.

Es loable que la Reina viaje por el mundo representando a España y defendiendo causas justas, aunque quizás habría sido más apropiado que explicase que lo hacía para llamar la atención sobre los problemas de Honduras y no – como indicó- para dar visibilidad al trabajo de los españoles en aquel país. Su ruta seguirá en El Salvador y representa la continuidad de las labores de Doña Sofía en el mundo de la cooperación internacional. Una buena iniciativa.

Toda la actualidad en portada