Casa Real

Regio llamamiento a la unidad

Felipe VI hizo un claro aviso a las fuerzas disgregadoras señalando que en España «cabemos todos»

Felipe VI pronuncia su discurso en el Congreso de los Diputados
Felipe VI pronuncia su discurso en el Congreso de los Diputados - EFE
RAM√ďN P√ČREZ-MAURA - Actualizado: Guardado en: Casa Real

En su primer discurso a la nación el Rey Felipe VI hizo un claro llamamiento a la unidad de España, recordando en sus palabras finales que «tenemos un gran país, somos una gran nación». El Rey hizo un claro llamamiento a las fuerzas disgregadoras advirtiendo que en España «cabemos todos». Y la reacción de los presidentes de las comunidades autónomas vasca y catalana fue la misma que antes de la proclamación del nuevo Rey: le negaron el aplauso final.

Como el presidente del Congreso, Jesús Posada, antes que él, el Rey manifestó su gratitud al Rey Juan Carlos y a la Reina Sofía al tiempo que hablaba de una «Monarquía renovada para un tiempo nuevo» después de haber evocado los valores de su abuelo el conde de Barcelona. Porque, sobre todo, fue un mensaje mirando al futuro, recordando por ejemplo los cambios que ha vivido España en estos años y que nos llevan a un tiempo diferente, ejemplificado por el Rey al decir que «Europa no es un proyecto de política exterior».

Pero, sobre todo, el eje vertebral del discurso fue la Constitución de la que emana la legitimidad de la Corona. El Rey resaltó expresamente su fidelidad a la Carta Magna y resaltó que «empieza el reinado de un Rey constitucional» en «una Monarquía renovada para un tiempo nuevo»

Quizá lo más impresionante del acto de proclamación de Felipe VI ha sido la normalidad institucional. Un acto en el que la Infanta Elena se volvía a emocionar como la vimos llorar en Barcelona 1992 cuando el Príncipe de Asturias desfiló como abanderado español. Un acto en el que todo discurrió con tal normalidad que parecería que este tipo de ceremonias acontecieran cada cinco años en lugar de cada cuatro décadas.

Toda la actualidad en portada