El Congreso de los Diputados ya espera al nuevo Rey
El Congreso de los Diputados ya espera al nuevo Rey - óscar del pozo

El principio de un reinadoLa Constitución, la otra protagonista de la proclamación de Felipe VI

El Congreso utilizará un facsímil de la Carta Magna que sancionó Don Juan Carlos I el 27 de diciembre de 1978

Actualizado:

Felipe VI se convertirá hoy en el primer Monarca que hará el juramento previo a su proclamación como Rey de España poniendo la mano sobre la Constitución de 1978, un solemne gesto con el que —en circunstancias históricas muy diferentes— Don Juan Carlos cumplió teniendo enfrente los Santos Evangelios.

Era entonces diciembre de 1975. Faltaba un año y medio para las elecciones de la Legislatura Constituyente de junio de 1977 y otros dieciocho meses para que el propio Don Juan Carlos sancionara la Carta Magna aprobada en referéndum por los españoles el 6 de diciembre de 1978. Será precisamente un facsímil de aquel ejemplar el que hoy sostendrá el presidente del Congreso, Jesús Posada, para dirigirse a Felipe VI e invocarle en voz alta a prestar el juramento «de desempeñar fielmente sus funciones, guardar y hacer guardar la Constitución y las leyes y respetar los derechos de los ciudadanos y de las Comunidades Autónomas», tal y como prevé el artículo 61 de la norma Fundamental.

Se trata de un volumen encuadernado en rojo y editado por la Cámara Baja, en cuyos folios finales figuran también las firmas de todos los miembros de las Cortes de entonces, encabezadas por la de quien fuera su máximo representante, Antonio Hernández Gil y por las de las autoridades que estaban al frente del Congreso y el Senado, Fernando Álvarez de Miranda y Antonio Fontán respectivamente.

Consenso

El juramento será un momento clave para la historia, al que el nuevo Rey procederá ante el pueblo español soberano representado en sus diputados y senadores, que comparecerán en el hemiciclo en sesión conjunta. Con ellos estarán también el Gobierno en pleno, el Poder Judicial y la Casa Real.

Nada se ha dejado a la improvisación. El ensayo del desfile militar fuera, delante de la puerta de los Leones, y los preparativos dentro del Palacio del Congreso dieron fe ayer del alto grado de organización de una ceremonia que ha estado supervisada hasta el último detalle por Jesús Posada. Él mismo reflejaba ayer la confianza en todo el dispositivo al admitir, por su experiencia, que no tenía inquietud alguna por la buena marcha del acto, aunque también reconocía sentir «el peso de la responsabilidad» ante una cita que significará hoy el inicio de un reinado.

En nombre de las Cortes, Posada tendrá el privilegio hoy de pronunciar la proclamación de Felipe VI y el «¡Viva el Rey!». Antes dirigirá un breve discurso del que no ha trascendido ningún avance aunque, según fuentes consultadas por ABC, el presidente del Congreso no obviará el amplio «consenso» que ha acompañado la abdicación de Don Juan Carlos I.

Cita a las diez y media

La solemne sesión dará comienzo a las diez y media de la mañana, hora a la que Sus Majestades serán recibidos al pie de la escalinata principal del Congreso por Posada, el presidente del Senado, Pío García-Escudero, y Mariano Rajoy. Entrarán al Palacio precedidos por los maceros de las Cortes Generales, momento en que habrá un saludo en el vestíbulo de Isabel II, donde estarán, entre otros, los presidentes del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos y del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes.

Ya en el hemiciclo, el acto comprenderá para empezar el discurso de Jesús Posada y, tras ello, el juramento y Proclamación de Felipe VI, a cuyo término sonará el Himno Nacional. La ceremonia en el Congreso culminará con el primer discurso de Don Felipe.