ABC.es

tiempo

  • Enviar a un amigo
  • Imprimir

¿Cómo se mide la lluvia?

 

En estos días tan lluviosos es muy común escuchar en la televisión frases tales como "Han caído 140 milímetros de lluvia por metro cuadrado" o bien "Las intensas precipitaciones han dejado cantidades de 60 litros por metro cuadrado". Estas unidades de medida son equivalentes y son las que oficialmente se utilizan para registrar la lluvia, pero vamos a explicar cuáles son los instrumentos encargados de medirla.

El método más sencillo y el más comúnmente utilizado para medir la cantidad de lluvias se basa en el uso de pluviómetro. Existen dos tipos; el manual y el automático.

Pluviómetro manual: Este instrumento está constituido por un embudo colocado sobre un recipiente cilíndrico, sujeto a un soporte o anclado en el suelo. El embudo tiene una abertura circular y la precipitación que cae en la apertura es recogida en el recipiente. El tamaño de la boca del embudo no tiene mayor importancia, pero sea cual sea tiene que estar correctamente calibrado.

Este tipo de pluviómetros cada vez están más en desuso, porque en caso de precipitación cuentan con la desventaja de que tienen que ser atendidos y comprobados cada 12 horas por un observador.

Pluvimanual.jpg

 

Pluviómetro automático: Sin duda el pluviómetro automático de tipo balancín es el más usado  en la actualidad, tanto en las estaciones meteorológicas destinadas para los aficionados como en las de uso profesional.

El principio en que se funda este pluviómetro es bien simple. Un dispositivo ligero de metal o plastico, dividido en dos compartimentos, está colocado en equilibrio inestable sobre un eje horizontal.

En su posición normal el recipiente descansa sobre uno de los dos topes. El agua de lluvia recogida en el embudo pasa al compartimento que se encuentra más alto y, después de ha caído cierta cantidad de lluvia, el balancín pierde estabilidad en la posición en la que se encuentra, para luego volver a la otra posición de apoyo.

Rain-gauge-animation.gif

 

Los compartimentos del balancín tienen tal forma que el agua puede salir de este compartimento dejándole completamente vacío, mientras tanto la lluvia sigue cayendo en el compartimento que ahora ocupa la posición más alta.

WS2800PL.jpg

 

Como siempre y para que los registros sean lo más fiables posible hay que tener muy en cuenta la ubicación. Al igual que sucedía en la medida del viento, se ha de buscar un terreno totalmente libre de edificaciones y otro tipo de mobiliarios, que pudieran afectar a la calidad de los datos finales.

 

 

  • Enviar a un amigo
  • Imprimir
  • Comentarios

    Mostrando 3 a 1 de 3
  • 1 |
  • #3  assaa - 23/05/2013 a las 21:23:01

    hola soy tonto

  • #2  Nombre - 09/04/2013 a las 23:51:49

    Escribe aquí tu comentario

  • #1  juan jose guaman mntaño - 18/10/2012 a las 04:36:00

    me gusto

  • 1 |
Haz tu comentario

Todos los campos son obligatorios. La IP del remitente quedará registrada.

La atmosfera, como bien sabéis, siempre está en continuo movimiento. Unas veces en un lugar está lloviendo o hace mucho viento, y pocos metros más allá luce el sol o no se mueve ni una sola rama.
Esta y otras muchas otras curiosidades meteorológicas, cómo en toda ciencia tienen su explicación. En ocasiones una explicación muy sencilla, y en otras, ni los científicos más cualificados consiguen ponerse de acuerdo.
Por lo tanto, en este espacio trataremos de explicar de la forma más clara y entendible posible, todos estos fenómenos. Desde los más cotidianos que nos afectan en nuestro día a día, hasta temas de gran actualidad, pero que vemos un poco alejados, cómo puede ser la formación de un gran huracán…
Así pues, sin tiempo que perder, comienza la andadura de este blog ¿Os animáis?
Enrique Hernanz
Consulta su perfil
Suscríbete al RSS de este blog
ABC.es

Copyright © Diario ABC, S.L., Madrid, 2010