Blogs ABC.es

De José Luis Perdomo (el 07/10/2011 a las 11:56:17, en Vida digital)
Robert Ettinger Robert Ettinger, considerado el padre de la criónica, murió el pasado verano en Estados Unidos. Siguiendo un guión escrito hace años, su cuerpo fue introducido en un tanque repleto de nitrógeno líquido a la espera de un futuro menos estresante. Ambos, tanque y creyente, descansan ahora en un edificio paciente a las afueras de Detroit.

Se fue sonriente -nadie lo dijo-, tarareando Come back, pellizcándole el culo a la muerte. Compró toda la esperanza que cabe en una Halliburton y se quedó yéndose, se largó sin irse... Un galimatías para los funcionarios del registro civil: “Ahora es un muerto con futuro”, proclama el director de marketing del Cryonics Institute, centro que Ettinger fundó en 1976.

No deja viuda, la congeló hace años. No hubo responso, velorio, obituario, penúltimas voluntades, ataúd o cenizas. Se diría que, a su modo, le hizo un calvo a San Pedro. A 196 grados bajo cero cualquier fuego es amigo; el marinero de río [canta Calamaro en Spotify] no tiene calor ni frío. No tiene calor ni frío.



 
De José Luis Perdomo (el 19/07/2011 a las 11:23:33, en Vida digital)
Un estudio dirigido por la psicóloga Betsy Sparrow, profesora adjunta de la Universidad de Columbia, y publicado en la web de la revista Science, confirma que, dentro de una hora, nadie recordará a Betsy Sparrow.

Para comprobar hasta qué extremo influye la red en el uso de nuestra memoria, el equipo de Sparrow seleccionó a cien estudiantes y los dividió en dos grupos. A todos los alumnos se les proporcionó la misma información, pero a los del grupo A se les dijo que aquellos datos no serían guardados; a los del B, en cambio, se les garantizó que se almacenarían en un ordenador. ¿El resultado? Los jóvenes del grupo A, que creían depender solo de su memoria, se esforzaron mucho más en retener la información que los del grupo B, que se encomendaron a San Paul Baran, uno de los padres de internet.

Para Betsy Sparrow, coautora de “Los efectos de Google en la memoria”, la confianza en poder localizar un dato reduce nuestro esfuerzo por recordarlo. Saber dónde localizar la información nos haría, según sus conclusiones, más olvidadizos. Pero, ¿quién necesita retener datos intrascendentes que están solo a unos clics? ¿No son acaso Google o Wikipedia simples recursos, como lo ha sido el papel durante siglos? ¿Aporta alguna novedad el estudio? ...

Leer[+]

 
De José Luis Perdomo (el 20/05/2011 a las 18:47:34, en Vida digital)
Sin medios Después de estar durante meses convirtiendo en noticia un chascarrillo en Facebook, una disputa de patio de Tuenti o la pataleta de un mal cantante en Twitter, los medios de comunicación españoles obviaron, hasta el quince de mayo, un rumor que saltaba de muro a muro en internet, las inminentes concentraciones en las principales plazas españolas. Hasta el Washington Post se anticipó y dio voz a aquel secreto replicado miles de veces en las redes sociales: #15M.

Con un silencio no pactado se pretendió no alimentar una protesta surgida de la unión de los movimientos NoLesVotes y Democracia Real Ya, no servir de altavoz a varios miles de personas coordinadas a través de la red. Pero los medios sociales resultaron ser suficiente para prender una llama que en estos momentos se aprecia en las antípodas de la Puerta del Sol. La movilización es el mensaje. Más allá de las propuestas concretas, colaterales, el mensaje es que existe un canal que favorece la participación ciudadana en la esfera pública, la movilización permanente, un invento del siglo veintiuno.

Los jóvenes españoles pueden lamentarse hoy de estar sin medios por partida doble, pero lo harán a través de un juguete nuevo y poderoso.



 
De José Luis Perdomo (el 22/03/2011 a las 12:10:27, en Vida digital)
Pasatiempo

Cuando Apple presentó el iPad hace poco más de un año, Amazon no tardó en reducir el precio de su producto estrella, el lector de libros electrónicos Kindle. Una maniobra previsible, pues aunque Apple no hizo en aquel momento excesivo alarde de las posibilidades de su tableta como lector de ebooks, el dispositivo se reveló ideal para aquellos que buscaban un 'cacharro' que permitiera consumir bytes desde el sofá y, además, leer libros electrónicos. Y eran muchos.

No hubo entonces foro en el que no se hablara de tinta electrónica, ergonomía, autonomía o salud, para señalar las bondades de los lectores de ebooks frente a las tabletas. Unos argumentos que duraron lo que tardó Steve Jobs en ponerse la corbata para visitar a los principales editores y ofrecerles su amparo al treinta por ciento. Un año después, no hay fabricante de gadgets que no moje sus sábanas blancas cada noche soñando con su propio clon de la tableta de Apple.

Amazon vuelve ahora a mover pieza centrando su atención en los juegos, un territorio que ya exploró en 2009, con Kindle Games. La nueva plataforma ha colocado varios títulos entre los más vendidos para para Kindle, con lo que se espera que pronto haya más juegos y más jugones colgados del eReader. De esta forma, Amazon desdibuja la fina línea que separaba a su lector de ebooks de las tabletas; quizá su mejor aliado de futuro: la especialización.

«La lamparería solo vende lámparas», rezaba uno de los eslóganes más recordados en Sevilla. En un entorno plagado de cacharros con personalidad múltiple -ordenadores que permiten realizar llamadas, móviles para navegar, bolígrafos con memoria-, Amazon sucumbe a la tendencia del "todo en uno". Donde las tabletas, multiusos, solo aportan distracción, entretenimiento sobrevenido, el lector de tinta electrónica favorecía hasta ahora la concentración, el único ingrediente fundamental para cualquier lectura.



 
De José Luis Perdomo (el 21/01/2011 a las 15:06:06, en Vida digital)
Edgar Allan Poe "Otros amigos se han ido antes;
mañana él también me dejará,
como me abandonó mi esperanza.”

Edgar Allan Poe (El cuervo)


Durante sesenta años, un admirador de Edgar Allan Poe depositó, cada diecinueve de enero, media botella de coñac y tres rosas junto a la tumba del escritor. Anteayer faltó a su cita por segundo año consecutivo.

Jeff Jerome, guardés de la casa museo de Poe, cuenta que el visitante, discreto, aparecía entre la medianoche y las cinco de la mañana tocado con un sombrero de ala ancha, se arrodillaba junto a la tumba del poeta y brindaba en su memoria. Allí dejaba media botella de coñac y tres rosas, marchándose después hasta el siguiente invierno.

Este año —prosigue Jerome— esperé nuevamente su llegada tras el ventanal de la iglesia de Westminster. No apareció; en su lugar se presentaron hasta cuatro impostores fingiendo ser el genuino admirador. Todos querían ser el hombre que había honrado al genio durante toda una vida, todos llevaban coñac y rosas, pero ninguno conocía el ritual que aquél siguió escrupulosamente durante décadas. Sólo el guardés lo había contemplado una y otra vez. Solo él conoce el guión. ...

Leer[+]

 
De José Luis Perdomo (el 28/12/2010 a las 13:56:40, en Vida digital)
Amazon Kindle G Tras el lanzamiento del iPad por parte de Apple el pasado mes de febrero, Amazon adquirió TouchCo, una compañía especializada en la fabricación de pantallas táctiles de bajo coste. Todo parecía indicar que el nuevo dispositivo para la lectura de ebooks de la compañía de Seatle aspiraría a parecerse a su nuevo adversario: más funcionalidad, mayor interacción con el usuario, pantalla a color y teclado virtual. Diez meses después, Amazon muestra sus cartas y nos sorprende con una jugada bien diferente.

Al tiempo que los rumores sobre el desarrollo del nuevo Kindle se extendían, el fundador y presidente de Amazon, Jeff Bezos, contrataba a François Grenouille, nieto de Jean-Baptiste Grenouille, el célebre perfumista parisino que Patrick Süskind diera a conocer en su bestseller El perfume. Grenouille trasladó su laboratorio a Seatle con una misión: destilar el aroma de la celulosa para impregnar el nuevo Kindle con él. ...

Leer[+]

 
De José Luis Perdomo (el 16/12/2010 a las 11:00:00, en Vida digital)
Tururú La revista Time tiene por costumbre elegir cada diciembre a su “Persona del año”. En 2006, para regocijo de los tecnoascetas, concedió ese honor “al usuario, porque él lidera la Era de la Información”. Algunos redactores incluso lo creyeron, hasta el punto de invitar a esos mismos usuarios, hace unas semanas, a elegir a su Persona del año 2010. Los encuestados hablaron: Liderando la clasificación, a gran distancia del resto de nominados, Julian Assange —fundador de Wikileaks—, el hombre que ha tirado de más mantas que cualquier medio de comunicación en el mundo, el mismo que ha reabierto el debate sobre la labor de esos medios.

Los directivos de Time, que tenían la última palabra, optaron finalmente por nombrar Persona del año 2010 a Mark Zuckerberg, el creador de Facebook, que fue décimo en la encuesta pública. ¿Se equivocó Time en 2006? ¿Lo hace ahora? ¿Tú, tururú? Probablemente son preguntas para las que sólo una filtración futura de Wikileaks tiene respuestas.

Por si las moscas, mi amigo Carlitos Cesante, que nunca pierde la ocasión de devolver un premio, me contaba anoche cómo había adjuntado la imagen de aquella insólita portada a un correo dirigido a “letters@time.com”. ¿El asunto? Return to sender. “Por la gloria de Elvis Presley”.



 
De José Luis Perdomo (el 21/09/2010 a las 20:39:22, en Vida digital)
Beverly Hills Anoche, veinte años menos trece días después de su estreno, nos vengamos por fin de Sensación de vivir, la telenovela adolescente de los 90; de los gemelos Brandon y Brenda Walsh, y de aquella estúpida fiebre teenager que tantas bajas causó en nuestras filas. Diez temporadas aguantó en parrilla. Nos vengamos de Sensación de vivir y, por el mismo precio y en la televisión pública, nos despachamos con los vigilantes de la playa, el príncipe de Bel-Air, y pusimos a MacGuiver y a Alf en la camioneta del Equipo A con destino Sweet Valley.

Anoche se estrenó Ciudad K, la serie que todos los que crecimos odiando esos bodrios americanizantes hubiésemos querido tramar para evitar a nuestros amigos más íntimos la ofensa de vestir camisetas de la Universidad de Minnesota. La vida de los habitantes de una ciudad en la que los policías leen a Joyce... ¡y las amas de casa lo entienden! Un disparo preciso al corazón de la imbecilidad, al coches y chicas como paradigma de la felicidad, un homenaje a la diversidad.

Hay que ver Ciudad K. Hay que animar a la suegra y a los seres queridos a ver esta serie, uno o dos capítulos, a sorprenderse con sus ocurrencias y salidas de tono. No sobrevivirá un invierno, y quizá esté bien que así sea, porque Ciudad K es también un producto extremista como aquellos que tanto despreciamos, una parodia que sustituye testosterona por materia gris para ofrecernos una visión delirante de la realidad, necesariamente simplificadora y condenada a ser cansina. ...

Leer[+]

 
De José Luis Perdomo (el 11/09/2010 a las 02:55:19, en Vida digital)


Un spot sobre la nueva aplicación para iPad de Newsday que nos muestra una de las pocas cosas que no estarán a nuestro alcance con el informativo en este nuevo soporte.

Vía @sindolafuente.

Actualización: El vídeo ha sido retirado de YouTube por una supuesta reclamación de Apple a Newsday. El sentido del humor no es algo que distinga a los de Cupertino.



 
De José Luis Perdomo (el 07/09/2010 a las 12:14:52, en Vida digital)
El amigo fantásticoNavteq, la empresa que firma muchos de los mapas que se utilizan en los actuales navegadores GPS, trabaja ya en la próxima generación de cicerones que nos ofrecerá un trato más cercano y familiar. Los mensajes del tipo «a 350 metros gire a la derecha» o «continúe hasta llegar a la rotonda» —cuenta un directivo de la multinacional— son historia. A partir de ahora el navegador, dotado con el gen de la empatía, entablará una relación más estrecha con nosotros, al estilo de la de Sonny Crockett y Ricardo Tubbs en Miami Vice; y los viajes se contarán por aventuras.

Nuestro fiel escudero nos indicará el recorrido con avisos más humanos. «Cuando veas la estatua del dictador, sigue la dirección que indica con el brazo». «En esa tasca tiran la mejor cerveza de la ciudad, pero continúa, ya estamos llegando al dentista». «Es zona azul, pero las probabilidades de que el controlador abandone la tasca para poner multas son mínimas». Y nunca se quedará dormido antes que nosotros. ¡Perfecto!

Tras su integración con Internet, las posibilidades de esta nueva generación de chivatos serán asombrosas. Amenizarán nuestros desplazamientos con noticias a la carta: «Ciencia: Los astrónomos alertan del inminente impacto de un meteorito en el cono sur». «Deportes: Diego Armando Maradona convoca una rueda de prensa para anunciar que despejará el meteorito de un cabezazo». «Internacional: Los argentinos salen a la calle a la voz de ¡Maradona, presidente!». ...

Leer[+]

 
De José Luis Perdomo (el 18/08/2010 a las 10:50:00, en Vida digital)
Alas El cava es un vino espumoso elaborado por el método tradicional principalmente en la región del Penedés —Cataluña—; en su producción se emplean distintas variedades de uva: la parellada, que aporta finura, frescor y aroma; el macabeo aporta dulzor y perfume; el xarel·lo, cuerpo y estructura; y la chardonnay, que añade suavidad, aroma y frutosidad. Una vez embotellado se deja en reposo en cavas -de ellas toma el nombre-, en oscuridad y quietud, a una temperatura constante de unos 15 grados durante al menos nueve meses.

Marc Márquez es un piloto de motociclismo catalán nacido en 1993; disputó su primera carrera a los cinco años y comenzó a destacar a los siete en la modalidad de motocross. Marc tiene ahora diecisiete veranos y sube a lo más alto del podio casi todos los domingos; al no haber cumplido aún la mayoría de edad, debe sustituir en sus celebraciones públicas el cava por una bebida energética.

Las bebidas energéticas están compuestas principalmente por cafeína —en gran cantidad—, varias vitaminas y sustancias naturales orgánicas. La sensación de bienestar que producen es causada por la acción de sustancias psicoactivas que actúan sobre el sistema nervioso central inhibiendo los neurotransmisores encargados de las sensaciones de cansancio o sueño y potenciando aquellos relacionados con el bienestar y la concentración. La cafeína, adictiva en grandes dosis, logra aumentar los niveles extracelulares de los neurotransmisores noradrenalina y dopamina en la corteza prefrontal del cerebro.

Nota: Crear copiando. Postículo escrito usando 3 definiciones de Wikipedia. Tiene su origen en una conversación con Pablo Herreros (ver: 1, 2 y 3).



 
De José Luis Perdomo (el 11/08/2010 a las 12:19:54, en Vida digital)
Autorretrete Ya podemos olvidarnos del PIB, de la calificación de la deuda externa, de las tribulaciones del FMI, de las sesudas recomendaciones de la Comisión Stiglitz. Todos estos agentes e indicadores se han tornado imprecisos con el paso de los años. ¿El consumo de energía, la producción de bienes y servicios, la inversión, el ahorro, la ingesta de calorías per cápita? Zarandajas. Burda literatura económica para quienes prefieren seguir ignorando que la salud de sus ahorros está en manos del doctor House.

Para tomar la mejor fotografía del estado de riqueza y bienestar de un país ya no es necesario bucear en esas intrincadas teorías macroeconómicas que siempre acaban conduciéndonos a una quiebra mayor que la anterior; basta con bajarse del avión y buscar un retrete para hacer la prueba del algodón. Si el baño del aeropuerto, la cafetería, el hotel y el restaurante están limpios, no hay duda, hemos pisado un país próspero o en vías de serlo. No hay más que rascar.

Muchos de nuestros complejos se han perdido por el sumidero desde que el gran Manolo Summers metiera una cámara —y un león— en los retretes de Gran Vía en el año 82, poco antes de convertirnos en europeos. Nuestra evolución como sociedad podría medirse atendiendo al incremento en la calidad e higiene de nuestros aseos públicos; nos sorprenderían los resultados de semejante experimento. Claro que aún hay chiringuitos con letrinas a lo Slumdog Millionaire, pero ésa sería la parte del informe que demuestra que aún no somos Suiza o Noruega. ...

Leer[+]

 
De José Luis Perdomo (el 21/07/2010 a las 10:20:40, en Vida digital)
Robot Quedan diez mundiales de fútbol. Una sota de copas y habremos hibridado deporte y tecnología para siempre. La historia del fútbol cambió, sin que lo advirtiéramos, en 1961, el día que Hiroaki Kitano nació. Este japonés se propuso, en pleno fulgor adolescente, crear un robot bípedo capaz de superar a los humanos en disciplinas complejas —para nosotros, claro—. Con el fin de animar a otros ingenieros excéntricos como él a adelantar el curso de la historia, jodiendo de paso a novecientos millones de personas, creó la Robocup, un campeonato en el que se enfrentan humanoides de todo el mundo y se consume más litio que cerveza. El santo grial de los robots futboleros. La futura élite, la NBA del balompié.

Nuestro ingeniero no es un ingeniero cualquiera, trajo al mundo a AIBO, el primer autómata comercializado a gran escala por Sony —el australopiteco de los robots—; y a QRIO, el primero nacido para la juerga. Los discípulos de Hiroaki Kitano, ingenieros excéntricos como él, trajeron la inteligencia artificial a nuestras vidas con humanoides capaces de trabajar codo a bisagra con las fuerzas especiales y, cómo no, de medirse a sus iguales sobre un rectángulo de juego con dos porterías. Millones de personas siguen estos partidos en Japón. Visionarios del fútbol. Hinchas que vitorean las internadas en el área del bisabuelo del Maradona de los robots, los regates del antepasado de iZidane. Porque, desengañémonos, las estrellas del mañana militan en sus filas y no fingen penaltis. ...

Leer[+]

 
De José Luis Perdomo (el 13/07/2010 a las 18:37:48, en Vida digital)
Fin de fiesta Manolo Escobar flota en el cielo de Madrid manteado por Víctor Valdés y Sergio Ramos. Rígido como el gato que se sabe en peligro, sin acelerómetro ni giroscopio, se aferra al micro aguardando la inminente caída sobre el escenario, roto ya en mil pedazos. Anoche, durante unos segundos eternos, las portadas de los diarios no narraron la fiesta sino la tragedia, se congeló la tinta en las rotativas, se devolvieron los amantes los besos mundialistas. Recuperábamos, del golpe, la mala fortuna que inventamos para justificar nuestros fracasos deportivos en la gala menos galáctica de cuantas se recuerdan.

No llegó la sangre al Manzanares. El almeriense recuperó la verticalidad perdida, aunque en ese instante ya no acertaba a saber si estaba en Eurovisión o en mitad de un encierro con toros de Jandilla. Se aferró al semi-playback y buscó devotamente el burladero con un recién estrenado peinado Pitingo; el horror metido en el cuerpo, rígido aún. Y triunfó, como Curro Romero. Rápidamente se convirtió en “trending topic” en Internet, en el nombre de moda, el más mencionado; más que el pulpo Paul o que Iker Casillas. Fue tal la efímera locura que una palabra suya habría bastado para que por fin apareciese, vía geolocalización colectiva, el carro que le robaron en el 69.

La fiesta terminó. Nos trajimos de Sudáfrica la copa de las copas y un millón de vuvuzelas que no dejarán de bufar en los partidos de 'la Roja' hasta que los trompeteros alados del Apocalipsis anuncien la final de las finales, esa en la que Al Gandur expulsa a Tassotti y Julio Salinas marca a pase de Cardeñosa.
 
De José Luis Perdomo (el 06/07/2010 a las 13:41:23, en Vida digital)
Barack Obama

De la simple contemplación al íntimo desasosiego median unos brochazos con Photoshop. Barack Obama, con el semblante taciturno y la mirada perdida de Cassius Clay frente a Larry Holmes, examina las consecuencias del desastre ecológico en el Golfo de México desde la portada del semanario británico The Economist. A la magia del retoque fotográfico debemos este fugaz encuentro entre titanes: el hombre más poderoso del planeta frente a la naturaleza. Se diría, por la expresión de Obama, que el combate no llegó a los puntos.
 
Copyright © Diario ABC, S.L., Madrid, 2009.