ABC.es

El foso de la orquesta

  • Enviar a un amigo
  • Imprimir

¿Qué puede aportar Paul Ryan a Mitt Romney?

A una semana del comienzo de la Convención Republicana en Tampa (Florida), la elección de Paul Ryan como acompañante de Romney el ticket presidencial ha agitado la campaña. Pero, ¿qué puede aporta la elección de Paul Ryan a la candidatura de Mitt Romney?.

1. Entusiasmo en la base social conservadora.

La aventura presidencial de Romney arrancó hace más de un año con paso firme pero con titubeos. Desde enero hasta abril tuvo que esforzarse para batir a sus rivales, que le plantaron cara, sobre todo, en los primeros estados que albergaron elecciones primarias. Durante mucho tiempo se extendía la sensación de que era el menos malo de los aspirantes republicanos, por lo que el entusiasmo no era precisamente lo que definía a la base social conservadora. En los últimos meses, poco a poco ha ido reafirmando sus opciones y consiguiendo unos niveles de apoyos más que dignos e incluso superando en capacidad de recaudación a Barack Obama y al Partido Demócrata a lo largo de los tres últimos meses. El día de ayer puede marcar un hito en su campaña. La elección de Paul Ryan, un conservador en toda regla, ha sido una decisión valiente, que se puede traducir como una apuesta por reivindicar los principios del GOP para movilizar a los propios, frente a la habitual estrategia de la búsqueda del centro. 

2. Unión a un partido desunido.

Tras la victoria de 2008 de Barack Obama frente a John McCain el Partido Republicano quedó descabezado, sin un líder visible y sin un rumbo claro a la vista. Esa situación fue una de las consecuencias de que a lo largo de 2009 naciera el movimiento Tea Party, que se rebelaba no sólo contra la Administración Obama sino también contra el establishment y las élites políticas de Washington, D.C. El Partido Republicano veía cómo desde dentro había surgido una corriente social y política que podía suponer una fractura interna que a la larga pudiera suponer la hegemonía políticade los demócratas. De hecho, durante los procesos electores que se han celebrado en los últimos tres años (locales, gobernador, legislativas, etc.) los candidatos arropados por el Tea Party se han impuesto a los candidatos oficiales del Partido Republicano en numerosas ocasiones. Por ello, con la apuesta por Paul Ryan, un líder que convence y seduce al Tea Party, Romney se asegura el apoyo de este movimiento, que sigue muy activo. Por otro lado, los votantes republicanos que no terminaban de conectar con el moderado Romney ahora tienen en su número dos un candidato 100% conservador y que así lo ha demostrado en su votaciones en el Congreso.

3. Frescura y juventud a un partido viejo y antiguo.

La imagen de los republicanos, y los conservadores en general, suele asociarse a lo viejo y a lo caduco. Aparte de la mayor habilidad de los demócratas para construir este estereotipo, los republicanos han hecho notables esfuerzos para ello en numerosas ocasiones. Hasta la fecha, la edad media de los candidatos a Vicepresidente estaba en 53 años. Paul Ryan, a sus 42 años, rompe la estadística. Además, su estilo fresco, juvenil y su condición de deportista lo convierten en un candidato idóneo para la televisión. Además, es un gran comunicador que conoce y maneja eficazmente los códigos de los medios. Por todo ello, desde el punto de vista de la imagen, refuerza a Mitt Romney.


4. Debate en torno al tamaño y el papel del Gobierno.

Paul Ryan ha sido definido como el arquitecto económico del Partido Republicano, el diseñador de la hoja de ruta que propone adelgazar el tamaño del Estado a través de un contundente plan de reducción del déficit público. Frente al Obamacare, que ha sido la prioridad legislativa de la Administración Obama durante su primer mandato, los republicanos han asumido las tesis de Ryan que abogan por un Gobierno limitado que interfiera lo menor posible en la vida de los ciudadanos. Por ello, en los próximos meses podremos tener un apasionante debate sobre el rol que el Estado ha de tener en la sociedad. Hasta la fecha, Barack Obama siempre ha salido victorioso cuando el debate ha girado en torno a su personalidad y su relato como líder, pero en esta ocasión las ideas y la política pueden centrar la campaña.

 

  • Enviar a un amigo
  • Imprimir
  • Comentarios

    Mostrando 2 a 1 de 2
  • 1 |
  • #2  orisha - 27/08/2012 a las 20:45:30

    Decir que Obama ha querido implantar "un gobierno de izquierda radical" es demostrar que no se conoce nada de politica contemporanea....

  • #1  Nombre - 13/08/2012 a las 05:14:26

    Obama esta derrotado desde que ha querido implantar un gobierno de izquierda radical

  • 1 |
Haz tu comentario

Todos los campos son obligatorios. La IP del remitente quedará registrada.

Los medios de comunicación son el gran escenario en el que se desenvuelven los líderes políticos, empresariales y sociales. El terreno de juego en el que la batalla de las ideas, las marcas y los votos tiene lugar. Por ello, con el objetivo de analizar el buen (y mal) hacer de los actores que mueven los hilos de nuestras sociedades nace este blog. En él diseccionaremos la actualidad de los dirigentes más mediáticos desde el punto de vista de la comunicación, analizando sus estrategias, sus mensajes y sus esfuerzos por llegar al gran público. La forma importa tanto como el fondo. Por eso, estudiaremos cómo los líderes nacionales e internacionales cuidan (y descuidan) su puesta en escena ante el gran auditorio de la opinión pública.
Daniel Ureña
Consulta su perfil
Suscríbete al RSS de este blog
ABC.es

Copyright © Diario ABC, S.L., Madrid, 2010