Atlético de Madrid

El Wanda Metropolitano se inaugurará en septiembre

Resuelto el último obstáculo burocrático, el Atlético de Madrid mantiene su plan para el traslado

VÍDEO: A principios de diciembre se anunció el nuevo estadio del Atlético de Madrid.

Solventado el último obstáculo burocrático que amenazaba la hoja de ruta que había trazado para el traslado, el Atlético de Madrid encara 2017 con la tranquilidad de tener la certeza de que los planes de mudanza al nuevo estadio no sufrirán alteraciones temporales. Como había previsto el club rojiblanco, jugará allí a partir de la temporada 2017-18 después de que el Gobierno regional aprobara, este viernes, el expediente del Ayuntamiento de la capital para el cambio de titularidad del suelo, que ha pasado de dotacional deportivo público a privado. Los dos primeros encuentros de Liga, sin embargo, los disputará, a petición propia, lejos de su nueva casa, que será inaugurada oficialmente en septiembre.

Empieza un año ilusionante para el Atlético de Madrid y su afición tanto en lo deportivo como en lo institucional. Medio siglo después de inaugurarse el Vicente Calderón, la familia rojiblanca cuenta ya los meses para la marcha al Wanda Metropolitano, su nueva casa a partir de la temporada 2017-18. Levantado en el distrito de San Blas-Canillejas, este moderno estadio tendrá una capacidad para 67.000 espectadores, por lo que la entidad rojiblanca ganará más de 10.000 asientos con un traslado que ha mantenido la incertidumbre hasta el último día de 2016.

Suspense porque el 31 de diciembre de 2016 era la fecha límite planteada tanto por el Ayuntamiento de la capital como el Atlético de Madrid para poder acometer el traslado del club al estadio de La Peineta. Un plazo que finalmente se cumplirá ya que el cambio de titularidad del suelo se publicó este sábado en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid. En las oficinas del club rojiblanco saben que todo continúa según lo previsto, que no habrá alteraciones temporales y que el próximo curso jugará ya en su nuevo feudo. También se estrenará escudo.

Pero, en previsión de que pudiera aparecer algún inconveniente de última hora y para no pillarse los dedos, el Atlético de Madrid solicitará a la Liga de Fútbol Profesional (LFP) poder disputar las dos primeras jornadas del campeonato 2017-18 como equipo visitante. Dos encuentros que, en teoría, tendrán lugar a finales de agosto y principios de septiembre. Teniendo en cuenta que durante este mes también se produce el habitual parón de dos semanas por los compromisos internacionales de las selecciones, la inauguración oficial del Wanda Metropolitano apunta a mediados o finales de septiembre.

El club no quiere dejar ningún cabo suelto con su nuevo estadio y maneja otros supuestos relacionados con los resultados deportivos del equipo. Si los jugadores de Diego Simeone conquistan la Copa del Rey y tienen que disputar la Supercopa de España o se ven obligados a jugar la ronda previa de la Champions League (ambas citas en agosto), necesitarán un campo y ese sería el Vicente Calderón porque todavía no existe fecha de derribo.

El traslado a su nueva casa supondrá un importante impulso institucional para el Atlético, pero también económico. Y no solo por los ingresos que aportarán los 10.000 asientos de más que tendrá de aforo respecto al Vicente Calderón. También porque el gigante empresarial chino Wanda (propietario del 20 por ciento de las acciones del club) dará nombre al recinto a cambio de diez millones de euros por temporada. En competición europea, sin embargo, se conocerá solo por su apellido, Metropolitano, como en los viejos tiempos, porque la UEFA no permite nombres comerciales en los estadios.

La respuesta de la masa social ante el traslado está siendo la esperada por los dirigentes de la entidad. El Atlético de Madrid cuenta en la actualidad con 43.000 abonados y más de 35.000 de ellos ya han reservado su asiento en el nuevo estadio, que será mucho más cómodo que el Vicente Calderón y que dispondrá de 4.000 plazas de aparcamiento. Los socios podrán seguir seguir eligiendo su localidad hasta el mes de abril y, a partir de mayo, llegará el turno para las personas que no tienen el carnet rojiblanco. Un traslado en el que se cuidan todos los detalles. Según anunció el jueves el Gobierno regional, la estación de Metro Estadio Olímpico, que dará servicio al futuro campo del Atlético, pasará a denominarse Estadio Metropolitano.

Toda la actualidad en portada

comentarios