La estatua del Oso y el Madroño, en las afueras del Wanda Metropolitano
La estatua del Oso y el Madroño, en las afueras del Wanda Metropolitano

Atlético-Real MadridEl Oso y el Madroño vigilan el Wanda Metropolitano

El club instala en las afueras del estadio una escultura de más de cuatro metros de altura y 2.500 kilos de peso

Actualizado:

El nuevo estadio del Atlético de Madrid, el Wanda Metropolitano, ha incorporado este viernes un nuevo elemento en los alrededores del feudo colchonero, la estatua del Oso y el Madroño, símbolo de la Villa de Madrid, en la fachada este.

La intención del club es añadir nuevas señas de identidad que recuerden la historia del equipo rojiblanco. Aprovechando la disputa este sábado (20.45 horas) del primer derbi madrileño en la historia de su nuevo estadio, el Atlético de Madrid estrena frente a la fachada este una estatua del Oso y el Madroño.

Su presencia en el escudo rojiblanco convierte en especial su vinculación con el Atlético de Madrid, que quiere refrendar su relación con la ciudad a través de esta escultura, con más de cuatro metros de altura y 2.500 kilos de peso.

La escultura cuenta con sus cinco raíces que a su vez simbolizan los cinco estadios rojiblancos en los 114 años de historia del club: Campo del Retiro (1903-1913), Campo de O'Donnell (1913-1923), Estadio Metropolitano (1923-1966), Estadio del Manzanares-Estadio Vicente Calderón (1966-2017) y Wanda Metropolitano.