03-11-2011 / 19:10 h EFE

El sindicato ELA ha afirmado hoy que la empresa siderúrgica Nervacero, ubicada en Trapagaran (Bizkaia), utiliza el ERE en la factoría como "amenaza" para "precarizar las condiciones laborales de la plantilla".

Ayer Nervacero aseguró que había ofrecido soluciones para los 56 trabajadores afectados por el ERE de extinción de contratos, consistentes en recolocaciones en otras empresas del grupo Celsa Atlantic cercanas geográficamente, contrataciones en compañías que dan servicio a la empresa, acuerdos de excedencias con diferentes fines y prejubilaciones.

Está previsto que en los próximos días el Gobierno Vasco se pronuncie sobre este ERE, por lo que ELA ha reclamado a la Delegación de Trabajo, en una nota, que rechace el expediente porque es "totalmente desproporcionado e injustificado".

"Lo que Nervacero realmente quiere es que la administración le apruebe el ERE para utilizarlo como arma contra las condiciones laborales de los trabajadores", ha acusado el sindicato.

Según ha defendido, la dirección de la empresa "ha chantajeado a la plantilla con la amenaza del despido" con el propósito, ha asegurado, de trasladar a personal de Trapagaran a Vitoria "en peores condiciones, con la promesa de vuelta a los cuatro años".

Además, ELA ha denunciado que Nervacero pretende que algunos de los afectados por el expediente "pasen a trabajar para las contratas que trabajan en sus instalaciones porque le sale mucho más barato".

Nervacero, cuya plantilla es de unos 400 trabajadores, se dedica a la fabricación de acero corrugado para el sector de la construcción y obra civil y ha presentado dos ERE de suspensión de contratos en los últimos dos años.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2014
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
30            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD