19-09-2011 / 20:00 h EFE

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Cantabria ha condenado a tres menores de entre catorce y quince años a 18 meses de libertad vigilada por provocar un incendio en el interior de una nave a la que accedían sin permiso para celebrar fiestas.

De este modo, la Audiencia de Cantabria ratifica la sentencia emitida por el Juzgado de Menores, aunque estima un recurso de apelación de la defensa y deja sin efecto la indemnización de 28.350 euros que los tres menores, junto a sus padres o tutores, debían hacer frente por los daños causados al entender el tribunal que los perjudicados se reservaron el ejercicio de la acción civil.

La sentencia considera probado que los tres menores accedieron varias veces a esta nave en el mes de abril de 2009 donde existían objetos propiedad de unos conocidos del propietario.

Los menores accedían a esta nave sin consentimiento del dueño para celebrar fiestas en las que manipulaban los objetos que se encontraban en su interior, como mobiliario, material de oficina, carpintería, una máquina de tabaco, una freidora y un microondas, entre otros objetos.

Además, realizaron pintadas en las paredes y causaron daños en la puerta de la nave.

El 16 de abril de 2009 -recoge la sentencia- uno de los menores, en presencia de los otros dos, provocó un incendio en el interior del local al arrojar disolvente y prender fuego, además de cerrar la puerta por dentro y salir por la ventana.

Los bomberos tuvieron que apagar las llamas que causaron unos daños que ascendieron a 28.350 euros.

Los tres menores han sido condenados a 18 meses de libertad vigilada con la obligación de realizar tareas socioeducativas por un delito de daños.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2014
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD