ÚLTIMA HORA
Identificado el atracador de Vigo. Se llama Enrique Lago Fariñas, alias «el escayolista», nacido en 1962
07-07-2011 / 11:30 h EFE

"Yo no creo que, por ejemplo, un equipo serbio vaya a fichar a un jugador para tres, cuatro o seis meses. No creo en esto y, personalmente, no voy a hacerlo. Si fichamos a un jugador es para toda la temporada. Pero si uno pretende venir aquí, jugar tres meses y luego marcharse, tiene derecho, pero en mi equipo será muy difícil", ha opinado el preparador serbio.

Las dificultades en la negociación del convenio colectivo podrían derivar en el temido cierre de la patronal en la NBA la próxima temporada, el llamado "lockout", lo que ha desatado las especulaciones sobre una posible fuga de jugadores de la mejor liga del mundo con destino a Europa.

Un supuesto que, a juicio de Obradovic, ocho veces campeón de Europa y uno de los técnicos más laureados de la historia en el Viejo Continente, no sería precisamente un hecho positivo.

"Puede que el dueño de mi club me diga que tiene dinero y posibilidades de hacer esto (fichar jugadores de la NBA), pero a mí no me gusta esa idea", ha reiterado el técnico serbio, que ayer participó en la inauguración de la nueva sede central en Barcelona de la Euroliga, tras más de una década en el Palau Sant Jordi.

Esas nuevas oficinas han bautizado una de sus salas con el nombre de "Zeljko Obradovic", por su "magnífica" trayectoria en una competición que, además, le galardonará hoy con el título de mejor técnico de la pasada edición de la Euroliga.

Un flechazo con Europa que es correspondido por el serbio.

"Nunca, nunca", ha respondido Obradovic al ser preguntado sobre si entrenaría en la NBA. "Estoy muy contento en Europa. En los países donde he trabajado, como Serbia, España, Grecia e Italia, tengo muchas amistades, una vida llena de alegría y felicidad y eso es lo que estoy buscando. Soy una persona muy feliz aquí".

Todo ello pese a las graves dificultades económicas que vive Grecia, país de su actual equipo, cuyos propietarios han decidido vender el club y, tras doce años en el conjunto ateniense, podría desembocar en el adiós de Obradovic.

"El único problema que tengo son mis jugadores, a los que quiero mucho y les debo todo lo que he hecho en mi vida. Pero es una situación difícil, porque tenemos diez jugadores con contrato y hay que luchar y buscar una solución, en la que todo el mundo tiene que entender lo que está pasando y si es necesario renunciar a algunas cosas", ha advertido. "Pero soy optimista".

El que fuera uno de sus pupilos en el Panathinaikos, el serbio Dejan Bodiroga, ha coincidido en que el baloncesto europeo "tiene que ser innovador y estar unido" para salir de esta crisis económica.

Dos veces campeón de Europa con el conjunto heleno y otra más con el Barcelona, y considerado a inicios de la pasada década como el mejor jugador europeo fuera de la NBA, Bodiroga ha coincidido en que la Euroliga no necesita beneficiarse de un "lockout" norteamericano.

"Ya pasamos esto mismo hace unos años, y de nuevo es la misma situación. Europa produce muchos jugadores, que luego se van a la NBA. Si estos jugadores se quedaran aquí, (la Euroliga) sería más fuerte, pero creo que el baloncesto europeo produce suficientes talentos", ha opinado Bodiroga.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2014
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
30            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD