16-12-2010 / 15:40 h EFE

Ese tribunal, con sede en Estrasburgo (Francia), condenó hoy a Irlanda por prohibir a una afectada de cáncer abortar ante el temor de tener una recaída en su enfermedad, lo que se ha considerado como una violación del derecho a la vida privada y familiar.

"El Gobierno irlandés debería poner en marcha de forma inmediata una serie de medidas para que mejoren las vidas de las mujeres", afirmó la organización defensora de los derechos humanos con sede en Nueva York.

HRW también consideró esa decisión como una "llamada de atención" hacia Irlanda, que prohibió abortar a tres mujeres con problemas de salud residentes en ese país y que tuvieron que viajar al Reino Unido para interrumpir su embarazo por diferentes motivos.

Las demandantes, que permanecen en el anonimato, eran dos irlandesas y una lituana que invocaron los artículos 2 (Derecho a la vida) y 3 (Prohibición de tratos inhumanos y degradantes) del Convenio Europeo de Derechos Humanos, así como el artículo 14, referido a la prohibición de la discriminación en un escrito dirigido al Tribunal en 2005.

Con esa decisión, el Tribunal Europeo estableció que lo sucedido "no es sólo trágico, sino también una violación de los derechos humanos, y eso se tiene que acabar ya", dijo en un comunicado de prensa Marianne Mollmann, responsable de HRW sobre los derechos de las mujeres.

Según la sentencia de esa corte, Irlanda deberá indemnizar con 15.000 euros a una de las demandantes, pues subraya que a esa mujer no se le explicó si se daban las condiciones para abortar en su país y que, por ello, las autoridades "ignoraron" su obligación de garantizarle el respeto a "su vida privada".

De los otros dos casos, uno era el de una ex alcohólica con 4 hijos dados en acogida, que se quedó embarazada "por accidente", pues pensaba que su pareja era estéril, y pidió un préstamo para sufragar los gastos del aborto en una clínica privada británica.

La otra demandante no quería ser madre soltera por lo que, ante la sospecha de un embarazo extrauterino, abortó en el Reino Unido.

La legislación irlandesa sólo permite interrumpir el embarazo en los supuestos de cáncer de útero, embarazo extrauterino y preeclampsia (hipertensión inducida en el embarazo).

"Por desgracia estos tres casos son sólo la punta del iceberg", señaló Mollmann, que indicó que, con esa prohibición, el gobierno irlandés niega el acceso médico a los miles de mujeres que lo necesitan, incluso "cuando el Tribunal Supremo de Irlanda ha dicho que todas tienen derecho" a esos cuidados médicos.

HRW agrega que, aunque levantar los obstáculos legales sobre el aborto en Irlanda requiere de una enmienda constitucional, el gobierno de ese país puede emprender acciones para mejorar la vida de las mujeres, como proporcionarles acceso a servicios sanitarios.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2014
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD