09-11-2010 / 13:30 h EFE

En su informe anual sobre las perspectivas energéticas del mundo hasta el año 2035, la AIE calcula que el incremento de la demanda de energía pasará -en el citado periodo- de los 12.300 Mtoe (millones de toneladas de equivalente de petróleo) a 16.700 Mtoe en 2035.

Esta perspectiva de crecimiento es menor que la estimada en un principio, de un 1,4 por ciento anual entre 2008-2035.

Para elaborar su texto anual, titulado "Perspectiva-Nuevo Escenario de Políticas", la AIE dice que ha tenido en cuenta los compromisos políticos y los planes que han anunciado los países en todo el mundo, incluso los compromisos nacionales para reducir las emisiones de gases que contaminan el medioambiente.

El informe destaca que el ritmo de la recuperación económica global es la clave de las perspectivas energéticas en los próximos años, pero será la respuesta de los Gobiernos a los desafíos que suponen el cambio climático y la seguridad energética la que dará forma al futuro energético a largo plazo.

Al presentar el informe en Londres, el director ejecutivo de la AIE, Nobuo Tanaka, destacó que es necesario utilizar de manera más eficiente la energía y "adoptar tecnologías que dejen una 'huella de carbono' más pequeña".

En el "Nuevo Escenario de Políticas", la AIE estima que los países que no forman la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) suponen el 93 por ciento del proyectado incremento en la demanda energética global.

Según el informe, el precio del petróleo alcanzará 113 dólares el barril en 2035, por encima de los 60 dólares en que estaba en 2009, aunque en la práctica -agrega- la volatilidad de los precios a corto plazo se mantendrá alta.

La demanda de crudo sigue en aumento, pues alcanzará unos 99 millones de barriles diarios en 2035, indica el texto.

Además, la producción de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) aumentará hasta 2035, según la AIE, y agrega que la producción global de crudo llegará a su máximo algún día, pero ese máximo estará determinado por factores que tienen que ver con el suministro y la demanda.

De acuerdo con el "Nuevo Escenario de Políticas", la producción global de petróleo no llegará a su máximo antes de 2035, si bien estará cerca de alcanzarlo.

El gas natural será importante a la hora de cumplir con las necesidades energéticas mundiales, al menos en las próximas dos décadas y media, según la AIE, y estima que, si bien la demanda de gas descendió en 2009 por la desaceleración económica global, tenderá otra vez al alza este año.

Según el cálculo de la agencia, la demanda de gas llegará a los 4,5 billones de metros cúbicos (tcm) en 2035, un incremento de 1,4 tcm, o un 44 por ciento, frente a las cifras de 2008 y un promedio de incremento anual del 1,4 por ciento.

En el caso de China, ese crecimiento de la demanda es rápido, a un promedio del seis por ciento anual.

La agencia estima que será particularmente importante la demanda mundial de electricidad y calcula que el crecimiento será del 2,2 por ciento anual entre 2008 y 2035, aunque más del 80 por ciento del crecimiento será en los países que no están en la OCDE.

En China la demanda de electricidad se triplicará entre 2008 y 2035, según la AIE.

La agencia estima que 1.400 millones de personas, más del 20 por ciento de la población mundial, no tiene acceso a la electricidad.

En el caso de los combustibles fósiles -carbón, petróleo y gas-, éstos representan más del 50 por ciento del incremento de la demanda energética básica total, según la agencia.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Julio 2014
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD