02-11-2010 / 14:00 h EFE

Entre los presentes se encontraban el presidente de Melilla, Juan José Imbroda, el delegado del Gobierno, Gregorio Escobar, y el comandante general, César Muro Benayas, así como representantes del Ejecutivo melillense y diputados de la Asamblea.

La primera autoridad melillense, así como el resto de la comitiva han ido depositando coronas de flores en distintas sepulturas, en homenaje a alcaldes y concejales de Melilla, así como a otras personas fallecidas en accidentes y en otros graves sucesos acaecidos en la ciudad.

Entre ellas, figuran las víctimas de la rotura del depósito de Cabrerizas de 1997 o de los accidentes aéreos, el más grave el de 1998 y en el que perecieron 38 personas.

También se ha colocado una corona en la sepultura del guardia Civil Antonio Molina, fallecido en 2002 víctima de ETA.

Imbroda ha dicho a los periodistas, tras salir del cementerio, que el homenaje es un reconocimiento y un recuerdo a todos los difuntos en "actos heroicos", así como a antiguos alcaldes y concejales desde 1931.

"Es un acto de recuerdo y de recogimiento para mucha gente que representa a tantas y tantas generaciones que ya no están y que hicieron posible esta Melilla que tenemos", ha subrayado Imbroda.

Por su parte, el delegado del Gobierno ha querido unirse al sentimiento de miles de melillenses que recuerdan a sus seres queridos fallecidos, en unos días que invitan "al recuerdo, a la memoria, a la esperanza y a la vida en familia".

Tras esta primera ceremonia, la Comandancia General también ha realizado un homenaje a todos los que dieron su vida en cumplimiento de su misión de servicio a España.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2014
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 30        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD