ÚLTIMA HORA
La justicia ordena el desalojo de la casa ocupada por neonazis en Madrid
14-09-2010 / 14:20 h EFE

A diferencia de la euforia que generó la visita pastoral que hizo el papa Juan Pablo II en 1982 -cuando el Reino Unido estaba en guerra con Argentina por la soberanía de las islas Malvinas-, la apatía es la tónica general del viaje de Benedicto XVI a este país, donde hay algo más de cinco millones de católicos.

Según un reciente sondeo hecho por la firma Populus para el diario "The Times", apenas un 14 por ciento de los británicos está a favor de la presencia del Santo Padre en territorio anglicano, sin importar el gasto que la visita genere en momentos de crisis.

Populus, que entrevistó a 1.508 adultos en el país entre el 10 y el 12 de septiembre, indica además que el 83 por ciento de los consultados considera que la Iglesia Católica ha sido "deshonesta" sobre el caso de los abusos sexuales, como fue en Irlanda.

Apenas un diez por ciento opinó que la Iglesia fue "sincera" al abordar la controversia, surgida también en otros países.

La falta de interés se puede palpar en la calle, ya que, a diferencia de otros viajes del Papa en otros países, no se ven en el Reino Unido adornos con banderas del Vaticano o fotografías del Pontífice en las tiendas de las principales ciudades.

Lo único que recuerda al ciudadano de a pie que el Santo Padre estará aquí es la advertencia a los automovilistas -a través de los carteles electrónicos que hay en las carreteras- de congestión de tráfico y calles cerradas en Londres por la visita papal.

Además, miles de entradas para asistir a los diversos actos del Papa siguen sin venderse, como es el caso de la misa al aire libre en el parque de Bellahouston, en Glasgow (Escocia) del jueves.

Las diócesis de Inglaterra y Gales también han informado de miles de lugares vacantes para la vigilia del sábado en el Hyde Park de Londres y la misa del domingo en Birmingham (centro inglés) para la beatificación del cardenal John Henry Newman.

Según el coordinador del evento en Birmingham, Jack Valero, al acto asistirán 50.000 de las 60.000 personas que se esperaban, cada una de las cuales habrá pagado 25 libras (unos 30 euros) y recibido a cambio un "pasaporte del peregrino".

Ante la falta de gente, el arzobispo de Westminster, Vincent Nichols, ha tenido que escribir a las escuelas católicas de Londres para pedirles que lleven a sus alumnos al evento en Hyde Park.

Además, el 57 por ciento de los consultados por la firma Populus afirmó no estar de acuerdo con que el contribuyente tenga que hacerse cargo de los gastos que generará la visita papal.

El coste se calcula en 22 millones de libras (unos 25 millones de euros), una cantidad que no incluye el gasto que generará la seguridad, según las últimas estimaciones, que salen a la luz cinco semanas antes de que el Gobierno británico dé a conocer detalles de los fuertes recortes del gasto público.

En los últimos meses y mientras las autoridades preparaban la visita, los británicos reaccionaron con horror al conocerse los detalles de los abusos a menores de curas pederastas.

Un grupo de víctimas de abusos ha pedido al Papa que responda al escándalo con "hechos y no palabras".

Las víctimas, representadas por la asociación "Supervivientes de abusos sexuales del clero", han recopilado en un libro sus mensajes personales e intentarán entregárselo al Pontífice durante los actos previstos en Inglaterra y Escocia, ya que sus peticiones para reunirse con él aún no han prosperado.

 
Noticias relacionadas

  • El Papa viajará a Turquía del 28 al 30 de noviembre

    Hace ocho años, el Papa Benedicto XVI añadió por sorpresa una visita a la cercana Mezquita Azul después de su visita a la basílica de Santa Sofía el 30 de ...

  • El primer selfie de Benedicto XVI

    La foto fue compartida el jueves en Twitter por Gianluce Barile, fundador de la asociación católica «Tu es Petrus». En el selfie, el Papa emérito Benedicto XVI sale junto al ...

  • Tres notas de un relevo episcopal

    El Papa Francisco ha elegido como nuevo icono para la Iglesia el de un hospital de campaña en un mundo con muchas heridas, para curarlas, no para hurgar en ellas.

  • Tres notas de un relevo episcopal

    El Papa Francisco ha elegido como nuevo icono para la Iglesia el de un hospital de campaña en un mundo con muchas heridas, para curarlas, no para hurgar en ellas.

  • Salmond, profeta a medias en su tierra natal

    Linlithgow, una localidad escocesa de 13.000 habitantes al oeste de Edimburgo, fue ciudad de reyes en los siglos XV y XVI. El jueves sabremos si como parte del Reino Unido o ...

PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2014
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 30        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD