27-07-2010 / 17:00 h EFE

El codirector del Centro de Investigación Económica y Política (CEPR), Mark Weisbrot, principal autor del informe, expresó en un comunicado que "los recortes presupuestarios y aumentos de los impuestos programados en España no son solamente innecesarios, sino también social y económicamente destructivos".

El CEPR, creado en 1999 y con sede en Washington, incluye entre los miembros de su consejo asesor a los premios Nobel de Economía Robert Solow y Joseph Stiglitz.

"Con el paro en niveles de depresión, la primera prioridad del gobierno debería ser crear y mantener el empleo, no la austeridad fiscal", añadió Weisbrot.

Según el economista estadounidense, los males que padece la economía española no son fruto de un excesivo crecimiento del gasto público sino del colapso de las burbujas de los mercados inmobiliario y bursátil, que originaron un espectacular aumento del paro.

"España podría fácilmente terminar con un problema de deuda peor que si continuara el estimulo fiscal", agregó Weisbrot tras analizar los datos recopilados en el informe "Alternativas a la austeridad fiscal en España" en el que también ha participado el investigador Juan Montecino.

Según el informe, en 2020 no existirá una gran diferencia en cuanto a la relación deuda y Producto Interior Bruto (PIB) si se mantienen el estímulo fiscal durante dos años o si se aplican las políticas de austeridad.

"Durante la expansión económica de 2000-2007, la relación entre deuda bruta y PIB cayó de forma acusada, del 59,3 al 36,2 del PIB.

En 2009, los pagos de intereses de la deuda de España eran sólo del 1,8 por ciento del PIB, una carga de intereses modesta. La deuda neta había declinado a un 26,5 por ciento del PIB en 2007", sostiene el informe.

Weisbrot sugirió que el Banco Central Europeo (BCE) podría financiar el mantenimiento de un estímulo fiscal del 3,9 por ciento del PIB durante los dos próximos años "a través de la creación monetaria tal como han hecho la Reserva Federal de Estados Unidos durante los últimos tres años y el Banco de Japón durante los últimos 20 años".

Como alternativa, el informe sugiere que la financiación del estímulo fiscal provenga de mecanismos regulares de préstamo aunque en este caso "la deuda neta es significativamente mayor, y aumentará al 68,4 por ciento del PIB para el 2020".

Pero esa cifra es sólo "cuatro puntos porcentuales mayor que el escenario base del Gobierno" español, añadió el informe.

El informe subrayó que "los muy bajos niveles de inflación de España y la eurozona harían posible que el BCE financie la política contracíclica en España a través de la compra de nueva deuda, como se ha hecho recientemente en Estados Unidos y durante muchos años en Japón".

Eso permitirá una "rápida recuperación sin ninguna carga adicional a la deuda neta", aseguró el estudio.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2014
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD