24-05-2010 / 18:50 h EFE

Una de las deportistas más destacadas fue la barcelonesa con discapacidad física Julia Castelló, que pulverizó las plusmarcas nacionales para la clase S6 de 100 metros espalda, con un tiempo de 1'35"11, y de 200 estilos, con 3'34"93.

El valenciano José Antonio Marí, que también es componente habitual de la selección española de discapacitados físicos, rebajó el récord nacional de 200 estilos de la clase S9, con un tiempo de 2'27"90, mientras que el tinerfeño José Antonio Aráez se hizo con la plusmarca de 50 metros mariposa para la clase S4 (1'00"21).

El Open de Tenerife, que este año celebró su cuarta edición, contó por primera vez con la participación de nadadores pertenecientes a la Federación Española de Deportes para Personas con Discapacidad Intelectual (FEDDI), que vuelven a estar plenamente incluidos en las competiciones paralímpicas nacionales e internacionales.

De hecho, los otros tres récords de España los consiguieron dos nadadoras de la FEDDI, Judith García, plusmarquista en 100 espalda (1'26"47) y Michelle Alonso, en 50 y 100 braza (37"95 y 1'22"95).

Antes de participar en esta competición, el equipo paralímpico de natación asistió a una de las concentraciones del Programa de Alto Rendimiento Paralímpico (Programa ARPA), previas a su participación en el Campeonato del Mundo que se celebrará en Eindhoven (Holanda) el próximo mes de agosto.

En esta concentración participaron medallistas de la talla del canario Enhamed Enhamed, ganador de cuatro oros en los Juegos Paralímpicos de Pekín 2008; el donostiarra Richard Oribe, con un oro y tres platas; el barcelonés Jesús Collado, el valenciano Ricardo Ten, que lograron un oro cada uno, y el pontevedrés Chano Rodríguez (dos platas y dos bronces).

Los valencianos Vicente Gil (dos platas) y David Levecq (una plata), el mallorquín Xavi Torres, el pacense Enrique Floriano y la barcelonesa Sarai Gascón (una plata cada uno); el pontevedrés Pablo Cimadevila y el castellonense Dani Vidal (dos bronces), y la donostiarra Sara Carracelas y los barceloneses Esther Morales y Miguel Luque (un bronce), también estuvieron presentes.

Los miembros del equipo paralímpico coincidieron en Tenerife con los de la selección olímpica, con quienes compartieron experiencias y quienes les ayudaron a mejorar su técnica.

El equipo español afrontará este verano el Campeonato del Mundo, que es la segunda competición más importante de este deporte tras los Juegos Paralímpicos de Verano.

El Mundial reunirá en Holanda a 700 nadadores ciegos o deficientes visuales, paralíticos cerebrales, discapacitados físicos e intelectuales, procedentes de 55 países.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2014
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD