13-04-2010 / 13:40 h EFE

Así lo ha anunciado hoy en conferencia de prensa la alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina, quien ha valorado que estos personajes de cartón creados por Tadeo Amorena han despertado durante los últimos 150 años "admiración, cariño y me atrevería a decir que miedo en alguno de nuestros pequeños".

Por ello, y con un presupuesto de 90.000 euros, la alcaldesa ha anunciado que Pamplona este año "va a volcarse para reconocer y agradecer la excelente labor de este patrimonio de nuestra ciudad" que supone la Comparsa, que junto a todas las personas que de forma anónima la bailan, "tienen que recibir el cariño y el reconocimiento" de los pamploneses.

Al respecto, el presidente de la Comparsa de Gigantes y Cabezudos de Pamplona, Jesús Mari Ganuza, ha desgranado los hitos más importantes del programa cerrado para la celebración, que incluye una ronda por los barrios, un espectáculo nocturno en la Plaza de Toros, una exposición, mesas redondas y un curso para conmemorar el 150 aniversario de la Comparsa de Gigantes y Cabezudos de Pamplona.

De esta forma continuarán los actos iniciados el pasado año, cuando el Ayuntamiento de Pamplona otorgó la Medalla de Oro de la ciudad a la comparsa para conmemorar el evento cuya celebración arrancará con la primera visita a los barrios, este domingo en los de San Jorge y Buztintxuri, aunque en domingos sucesivos hasta el 30 de mayo se bailará en los de San Juan, Ermitagaña y Mendebaldea; Echavacoiz; Mendillorri; Iturrama y Apilagaña; Milagrosa y Santa María la Real; Chantrea, Rochapea y San Pedro.

"No se ha quedado fuera absolutamente ningún barrio", ha advertido Ganuza, quien ha señalado que al elaborar el programa han desechado visitar los barrios en coincidencia con la celebración de sus respectivas fiestas para "no pisar su espacio" ni restar protagonismo a las comparsas propias que puedan tener.

En cuanto al resto de actos preparados, uno de los hitos será el espectáculo previsto para el 18 de septiembre en la Plaza de Toros de Pamplona bajo el título "Los Hijos de Amorena", que combinará música, danza y vídeo y que tendrá como protagonista a la Comparsa de Gigantes y Cabezudos de Pamplona dirigido por Iñigo Castellanos y con guión y codirección será de Patxi Laborda.

El espectáculo contará con la participación desinteresada de la Casa Misericordia de Pamplona; Banda de Música La Pamplonesa; los timbaleros, txistularis, gaiteros y dantzaris municipales; el grupo de Auroros de Santa María la Real; Jarauta 69; Mari Cruz Corral y Josetxo Goia Aribe.

Otras salidas extraordinarias dentro de este 150 aniversario son la ya realizada a la Feria Iternacional de Turismo (Fitur) y las que se celebrarán dentro de la Gala de Turismo en las Cuevas de Zugarramurdi el 19 de abril; en el Día del Camino el 5 de junio y en el 50 Aniversario del Hermanamiento con Bayona que se celebrará en Bayona en agosto.

Los actos organizados por el Consistorio también incluirán una exposición en el Palacio del Condestable titulada "150 años de los gigantes y cabezudos de Pamplona en imágenes", que ofrecerá una visión de la Comparsa a través de los fondos fotográficos del Archivo Municipal, del archivo de la propia comparsa y otros archivos, acompañados de objetos relacionados con ella.

Este año también se mantendrán las visitas escolares al recinto de la Estación de Autobuses donde se guardan las figuras de la comparsa, que se celebrarán del 4 de octubre de 2010 al 28 de febrero de 2011.

Además, en el verano se celebrará un curso centrado en los bailes de Pamplona de 1860, y en octubre habrá mesas redondas sobre el papel de la Comparsa de Gigantes y Cabezudos en las tradiciones pamplonesas.

Según ha recordado el consistorio en una nota, la existencia de la comparsa se remonta a 1860, cuando el Ayuntamiento encargó al escultor Tadeo Amorena la construcción de 8 Gigantes que representaran a los cuatro continentes o razas que en esa época se conocían: blanca, amarilla, moro-negra e indio-americana (Europa, Asia, África y América).

Esta corte de reyes, precedida por su escolta de cabezudos, kilikis y zaldikos, en total 25 figuras de cartón piedra, forman en la actualidad la Comparsa.

Los gigantes son las figuras más conocidas y más antiguas, de forma que miden entre 3,85 y 3,90 metros y su peso puede oscilar entre los 59 y los 64 kilos, aunque sobre el bailador alcanzan los 4,20 metros.

Los kilikis representan al cortejo de ediles y su misión es asustar y divertir a los niños, con seis figuras de cabeza más pequeña que los cabezudos que van armadas con unas vergas de espuma con las que golpean a pequeños y mayores, bautizadas como "Coletas", "Barbas", "Caravinagre", "Napoleón", "Verrugas" y "Patata".

Los cabezudos, comprados en 1890, preceden a los gigantes y son los serios de la comitiva porque no bailan y caminan muy dignos, de forma que destacan por sus enormes cabezas, de hasta 2 metros de perímetro, y por sus nombre, el "Alcalde", el "Japonés", la "Japonesa", el "Concejal" y la "Abuela".

Completan la comparsa los seis zaldikos, mitad humanos, mitad caballos, que también persiguen con sus vergas a los más pequeños.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2014
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD