04-06-2013 / 12:00 h EFE

El conductor del convoy y jefe del equipo y el encargado de taller de una obra del AVE en la que falleció un trabajador en un accidente laboral en La Pola de Gordón, en León, en 2006, han sido condenados a pagar sendas multas de 1.575 euros, tras aceptar hoy, en la celebración del juicio, sentencia de conformidad.

Los dos acusados han sido condenados por un delito contra la seguridad de los trabajadores en concurso ideal con otro de homicidio por imprudencia, según se ha conocido en la vista que se ha celebrado hoy a las 09.00 horas en el Juzgado de lo penal número 2 de León.

Los dos jefes de obra han sido condenados, por el primer delito contra la seguridad de los trabajadores, a 45 días de prisión que han sido sustituidos por una multa de 3 meses a razón de 5 euros diarios (450 euros) y a una multa de 45 días a 5 euros diarios (225 euros).

Por el segundo delito, el de homicidio por imprudencia, ambos acusados han aceptado una condena de tres meses de prisión, sustituidos por seis meses de multa a razón de cinco euros por día (900 euros).

Del mismo modo, ambos han quedado inhabilitados para el ejercicio de su correspondiente actividad profesional durante tres meses.

A la familia de la víctima no corresponde asignar indemnización puesto que ya la ha recibido con anterioridad.

En sus calificaciones previas al juicio, el Ministerio Fiscal pedía para ambos acusados una pena de 24 meses de prisión por ambos delitos tras la muerte de este oficial mecánico.

Según las calificaciones fiscales, los hechos ocurrieron el 9 de septiembre de 2006 a las 20,30 horas en la interconexión de los túneles este y oeste número diez a 4,2 kilómetros de la entrada del túnel del AVE en la citada localidad.

El trabajador, un oficial de segunda mecánico, de 37 años y con cinco meses de experiencia, fue impactado en el pecho por un tubo metálico de seis metros de longitud y 8 pulgadas de grosor que iba mal eslingado en el primer vagón.

Al parecer, el tubo no estaba bien sujeto y fue rozando las paredes del túnel durante sesenta metros hasta que hizo palanca en la escalera de un anillo e impactó contra el trabajador lanzándolo 12 metros fuera del vagón.

Este accidente le causó la muerte inmediata por traumatismo en la cabeza, parada cardiorrespiratoria y estallido de la bóveda craneal, según recoge el fiscal en sus calificaciones.

Las causas del accidente, establecía el Ministerio público, fueron falta de amarre y circulación indebida de seis trabajadores en una misma plataforma, por lo que el fiscal advertía que se trataba de un problema organizativo del trabajo por la no habilitación de un convoy específico mixto.

Los condenados son el conductor del convoy y jefe del equipo y el encargado de taller.

El primero porque debía comprobar que los materiales estaban sujetos y no lo hizo y el segundo porque no se encontraba en la obra y porque conocía que no existía ese convoy mixto, según recogía el fiscal.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2014
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD