21-05-2013 / 19:20 h EFE

Los mineros de la mina estatal Huanuni, uno de los grupos que más presión ha ejercido en las protestas sindicales por la mejora de las jubilaciones en Bolivia en las últimas semanas, empezaron a retirarse de La Paz tras llegar hoy a un acuerdo con el Gobierno.

Este sector ha aceptado una propuesta del Ejecutivo de Evo Morales que consistiría en que los mineros cobren, como jubilación, el 70 % de sus últimos 24 salarios, y no el 100 %, tal como exigía la Central Obrera Boliviana (COB), órgano que ha liderado las protestas durante las últimas dos semanas.

La mina de estaño Huanuni, la más grande de Bolivia con casi 5.000 trabajadores, ha perdido desde el pasado 6 de mayo, según el Gobierno, medio millón de dólares por cada día de huelga, lo que la abocaba a la quiebra técnica a finales de este mes.

Cientos de sus trabajadores tomaron las calles de La Paz desde que se inició la protesta detonando cargas de dinamita, lo que está prohibido por la ley y fue condenado por la oficina de Naciones Unidas en Bolivia.

Los mineros también volaron el pasado 8 de mayo el puente de Caihuasi, situado en el altiplano a 200 kilómetros al sureste de La Paz, en la ruta que va desde esta ciudad al departamento central de Cochabamba y Santa Cruz (este).

El propio Evo Morales llegó a mostrarse estos días desmoralizado por nacionalizar empresas mineras que después, según él, los trabajadores "llevan a la quiebra".

Tras este acuerdo con los trabajadores de Huanuni, está previsto que el Gobierno prosiga este martes las negociaciones con la COB, reanudadas ayer después de que los sindicatos se comprometieran a frenar durante 48 horas las medidas de presión.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2014
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD