11-05-2013 / 13:00 h EFE

Las autoridades belgas han confirmado que el tren accidentado el pasado sábado cerca de Gante (norte del país) circulaba a más del doble de la velocidad permitida cuando descarriló y ardió, lo que provocó una fuga tóxica y la muerte de una persona y heridas a 93, según publican hoy los medios belgas.

Los primeros resultados de la investigación muestran que el tren que transportaba sustancias químicas circulaba a 87 kilómetros por hora en el momento del accidente, en una zona en la que la velocidad estaba limitada a 40 kilómetros por hora, según informa hoy el diario flamenco "Het Niewsblad".

También se han encontrado indicios de que el convoy se salió de las vías debido a que el conductor intentó frenar y su maniobra provocó un desplazamiento de la carga de productos químicos, añade el citado medio.

El accidente dio lugar a la explosión e incendio de tres vagones cisterna que transportaban acrilonitrilo, una sustancia tóxica cuyos vapores son parecidos al cianuro, según los expertos.

Las víctimas resultaron intoxicadas por las emanaciones de ese producto.

Asimismo, el presidente de la región de Flandes oriental (noreste de Bélgica), Jan Briers, afirmó que es posible que haya otra víctima mortal entre los restos de los inmuebles afectados por el accidente, durante una rueda de prensa convocada el pasado viernes.

"Puede que haya otra persona fallecida, pero aún no lo sabemos con certeza. Estamos buscando en las casas donde todavía no hemos encontrado ninguna señal de vida", dijo Briers.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2014
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD