26-11-2012 / 13:30 h EFE

El frío y las precipitaciones de nieve, que podrían darse a menos de mil metros, llegan desde mañana al País Vasco para quedarse, previsiblemente, durante toda la semana, según ha anunciado hoy la Agencia Vasca de Meteorología, Euskalmet, en un comunicado.

El Departamento de Interior ya ha activado la alerta amarilla para mañana por nieve a mil metros de altitud y por probabilidad de heladas débiles en zonas de montaña.

También se esperan para mañana chubascos débiles a moderados, más frecuentes en la vertiente cantábrica, y tormentas acompañadas de granizo, también en la misma zona. La misma previsión se baraja para el miércoles.

Euskalmet ha explicado que los pronósticos destacan la formación de un pasillo procedente del norte por el que llegarán distintos frentes y líneas de inestabilidad, con entrada de aire frío y húmedo, que dejarán precipitaciones abundantes, un notable descenso de las temperaturas y viento fuerte del norte.

A su vez, tal y como indican las previsiones, la cota de nieve rondará los 1.000 metros durante la primera mitad de la semana e irá descendiendo durante la segunda mitad de la misma.

Así, los primeras jornadas de la semana se situará relativamente alta, en torno a los 1.000 metros. El jueves bajará hasta los 800 y el viernes estará en los 600 metros al final del día, momento en el que las precipitaciones ya serán muy escasas.

Por ello, no se espera mucha nieve en zonas bajas y medias, pero sí en las cumbres más altas, por encima de los 1.000 ó 1.100 metros de altitud, por lo que la Dirección de Atención de Emergencias y Meteorología recomienda precaución a las personas que decidan acceder a estas zonas en los próximos días.

Asimismo, en los próximos días, las precipitaciones de lluvia serán abundantes, con probabilidad de ser tormentosas e ir acompañadas de granizo durante la primera mitad de la semana, con acumulados diarios máximos de 30 a 40 litros por metro cuadrado en la vertiente cantábrica.

El peor día será el miércoles, cuando se podrían acumular en torno a los 60 litros por metro cuadrado, especialmente en el oeste de la vertiente cantábrica.

Ya el viernes, las precipitaciones comenzarán a ser menos abundantes con acumulados máximos de 10 litros por metro cuadrado en Bizkaia, mientras que el fin de semana se presentaría prácticamente seco, aunque todavía frío.

En general, las lluvias más abundantes se producirán en la vertiente cantábrica y serán más escasas al sur de la comunidad autónoma.

El viento norte soplará con fuerza, especialmente a mediados de semana, y en concreto, el miércoles con rachas que podrían rondar los 70 u 80 kilómetros por hora en zonas de montaña y en el litoral. Para el fin de semana, tenderá a ser del este-nordeste y su fuerza disminuirá.

Las temperaturas irán en descenso a lo largo de la semana, que comienza con valores máximos de 10 grados en el litoral y de entre cinco y diez en el interior. Terminará con máximas de entre cinco y diez grados en la costa y de 5 grados en el interior.

Las mínimas también irán en descenso con valores que se situarán entre cinco y diez grados en el litoral y cinco grados en el interior al principio, y con valores al final de semana de cinco grados y de entre cero y cinco o por debajo en cada una de las dos zonas.

El viento del norte también empeorará el estado del mar, especialmente durante los tres primeros días de la semana, con una altura significante de ola que podría situarse entre los tres y los tres metros y medio. Para el fin de semana, el oleaje irá a menos gracias a la llegada de vientos más suaves y del este-nordeste.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2014
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD