10-11-2012 / 11:50 h EFE

La ONG Dentistas Sobre Ruedas ha inaugurado hoy, sábado, una clínica dental solidaria en Barcelona para prestar asistencia a personas sin recursos y en riesgo de exclusión social.

Todos los profesionales de la consulta, situada en el barrio de Gràcia, son voluntarios y la ONG ha establecido convenios con entidades sociales como Cáritas y Cruz Roja, que les derivarán pacientes, ha explicado a Efe el fundador de la entidad, Christian Vargas.

Algunas personas ya se han mostrado interesadas en acudir a la clínica, pero los criterios de selección son estar en riesgo de exclusión social o bajo el umbral de la pobreza y recibir, como máximo, 700 euros de ayudas, aunque las condiciones se flexibilizaran en función de las cargas familiares.

De momento, la consulta cuenta con veinte odontólogos voluntarios que se irán rotando para poder atender a 600 pacientes al mes.

Ante la falta de ayudas de la administración, la clínica solidaria se autofinanciará gracias a otro centro médico, Les 1001 Dents, un centro privado para personas que sí pueden pagarse el dentista.

El 13 % de lo que paguen éstos pacientes se destinará a financiar los materiales y el mantenimiento de la consulta solidaria, aunque esto no supondrá un aumento del coste para los clientes, que además podrán desgravar fiscalmente esa cantidad, sino que los dentistas asumirán una reducción de sus beneficios.

Por ahora, los 190.000 euros de inversión inicial que ha costado adecuar el local de alquiler los ha aportado Christian Vargas.

La filosofía del proyecto se ha trasladado también a las obras, ya que todos los trabajadores que han participado en la remodelación han cobrado la mayor parte del sueldo en especie.

Por ejemplo, el carpintero Yago Ortega ha trabajado durante cinco meses en las obras y, a cambio, recibirá tratamientos bucodentales para él y su madre.

"Valoramos el coste de los dos trabajos y buscamos un equilibrio en el intercambio", ha explicado Ortega, que conoció el proyecto a través de una amiga.

La idea de la consulta dental solidaria va más allá e incluye la creación de un banco del tiempo, que permita a los pacientes que han recibido asistencia dental gratuita devolver a la sociedad la ayuda recibida.

Vargas cree que de esta manera "se aumenta la autoestima de los pacientes" porque se pagan el tratamiento, no con dinero, sino con una cadena de favores.

La ONG Dentistas Sobre Ruedas contaba con una clínica dental en Mauritania y dos en Perú, pero cuando los voluntarios regresaban a España todo el mundo les hacía la misma pregunta:" ¿por qué no montáis una clínica aquí?", ha relatado Vargas.

La crisis ha acelerado la creación de la consulta en Barcelona porque muchas personas ya no se pueden permitir los tratamientos que necesitan y, por ejemplo, "en lugar de pagar implantes optan por la simple extracción de un diente, a pesar de las graves consecuencias que la falta de piezas puede tener para la boca al cabo de los años".

Otro elemento importante para la creación de la consulta fue la consideración de que no se hace competencia desleal a otros odontólogos, ya que sus pacientes son personas que, de otro modo, no recibirían asistencia bucodental.

 
Noticias relacionadas

PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2014
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
Lo último...
PUBLICIDAD